Otra vez la “pesada herencia”

Por Maximiliano Fiuxench

Los discursos se construyen de a poco, aprovechando cada oportunidad que se presente para sumar datos que sirvan a ese propósito. Así, ante el anuncio que realizó el Instituto Nacional de Estadística y Censos en el que se informa que en la Argentina el 32,5% de la población es pobre (8.7 millones de personas), y el 6,3% indigente, el presidente Mauricio Macri aprovechó para pedir que se cuestionen sus políticas a futuro a partir de ese número.

De esta forma, el líder de Cambiemos adhiere un nuevo fundamento a su teoría de la “pesada herencia” que recibió del kirchnerismo, ya que sugiere que el gobierno anterior lo dejó con ese índice de pobreza. Pero esto no es así, ya que el mandatario asumió en diciembre pasado, lo que implica un lapso de 10 meses, en el que los números pudieron cambiar.

Efectivamente, el porcentaje de pobres en el país al momento en que Macri llegó a la presidencia era, según datos de la UCA, del 29%. De esta forma, en menos de un año la tasa de pobreza aumentó más de un 3%, lo que representa a más de un millón de personas. Según la Universidad Católica Argentina, en el primer trimestre de 2016 se sumaron 1.4 millones de individuos a esta situación.

Cabe aclarar que los estudios realizados por el INDEC y por la UCA son en base a 31 aglomerados urbanos en los que viven poco más de 27 millones de  habitantes, lo que significa que si se aplica el mismo porcentaje sobre el total de la población (43,5 millones de almas), la cifra alcanza los 14 millones de pobres y 2,7 millones de indigentes.

Luego de tres años sin datos oficiales del INDEC, la cifra arrojada fue utilizada por el presidente para su propio beneficio, ya que es un número que puede ser disminuido en el corto plazo, y de esta manera dejar bien parado al gobierno de Cambiemos. El mismo Mauricio Macri expresó: “Este punto de partida es sobre el cual acepto ser evaluado como presidente, por si pudimos reducir la pobreza”.

De forma tácita, al solicitar que se lo juzgue a partir del 32,2%, el mandatario no admite que durante sus primeros diez meses de gestión el índice de personas que no pueden adquirir la Canasta Básica Alimentaria (lo indispensable) y la Canasta Básica Total (alimentos, indumentaria y servicios básicos), aumentó considerablemente.

Además de agigantar un poco más el discurso de la “pesada herencia”, Macri aprovechó esta oportunidad para confirmar algo que casi todos sabíamos: “Pobreza cero (plan que se planteó el gobierno durante su campaña en 2015) no se puede alcanzar en cuatro años. Lo planteamos a los argentinos como una meta, como un camino”.

Una vez más, otra promesa de campaña que no se cumple, así como viene sucediendo desde noviembre, cuando el actual mandatario arremetió contra su contrincante Daniel Scioli: “¿Por qué le mentís a la gente?, no vamos a devaluar, ni ajustar, ni sacar los subsidios, no tenemos previsto tarifazos, no vamos a echar a nadie de su trabajo”.

Por lo contrario la realidad nos muestra que: el peso se devaluó, la justicia tuvo que frenar el aumento desmedido del gas, la inflación fue del 40%, hubo más de 200 mil despidos. ¿En qué te han convertido Daniel?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s