Para los de arriba

Por Maximiliano Fiuxench

El presidente Mauricio Macri anunció la postergación de la rebaja de las retenciones a la soja para 2018, en un acto que encabezó en la Quinta presidencial de Olivos, y explicó que a partir de enero de ese año disminuirá medio punto porcentual por mes, para pasar del 30% actual a un 18% en el primer mes de 2020.

La medida alcanza a los productores del norte que se encuentran dentro del denominado “Plan Belgrano”, bajo el mando del ex diputado y senador nacional, José Manuel Cano, e incluye a las provincias de Salta, Tucumán, Santiago del Estero, Chaco, Formosa, Jujuy, Corrientes, Catamarca, La Rioja y Misiones.

De esta manera, el mandatario atrasó un año la promesa que había realizado en diciembre pasado, cuando expresó que iba a bajar 5 puntos anuales los derechos de exportación de ese cultivo, que ocupa más de la mitad de la producción agrícola en el país, y es el grano que genera mayores ingresos en divisas extranjeras.

Como acostumbra el Jefe de Estado, esta medida será realizada a partir de un decreto que se publicará en el Boletín Oficial, bajo el nombre de “Programa de Fortalecimiento de las Economías Regionales”. El mismo intentará hacer foco en tres pilares: sector sanitario, exportaciones, y capital de trabajo; en apoyo a la región agropecuaria y en consonancia con muchas de las medidas que impulsó desde su asunción en 2015, como la quita de retenciones a la minería y a la agricultura, la supresión del cepo al dólar, la apertura de importaciones, entre otras.

Como lo hace cada vez que tiene oportunidad, Macri subrayó que está seguro que el gobierno va por “el camino correcto” y que su gestión “desde el principio apostó a este gran motor que tiene la Argentina que es el campo”, y luego de aclarar que “apoyar al campo no es apoyar a los ricos”, sentenció: “la próxima cosecha pinta para ser récord”.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, al ser consultado por la promesa incumplida admitió: “Esto no es  lo que nos hubiese gustado, pero también está claro que si miramos de un año para atrás, se ha logrado hacer un avance muy grande y cuando completemos el primer mandato, estamos discutiendo ya una diferencia de tres puntos”.

En la misma línea, el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, reconoció que “todos hubiésemos querido acelerar los tiempos pero somos conscientes que en Argentina hay distintas realidades productivas”, e hizo hincapié en que el Gobierno está “dando un marco de previsibilidad a partir de enero de 2018”.

En cuanto a la reducción de 5 puntos para los productores del norte argentino, Buryaile señaló que ya no habrá “especulaciones” y que se evitará la retención de cosecha, mientras que el director del “Plan Belgrano”, José Cano, aseguró que “va a tener un impacto muy importante en la región”.

En conclusión, una vez más los beneficiarios de esta nueva medida serán quienes ostentan millones en sus cuentas, mientras que la clase media y baja es azotada por la caída del poder adquisitivo, en la oscuridad de una gestión neoliberal que se replica en muchos países del continente americano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s