Basta para mi, basta para todas

Por Eri Paradisi

El XXXI Encuentro Nacional de Mujeres se dio el fin de semana del 8 al 10 de octubre en la cuidad de Rosario con más de 80.000 asistentes. El saldo fue miles de personas indignadas por los hechos de vandalismo, pintadas de paredes y la presencia de mujeres haciendo topless con sus “antiestéticos” cuerpos.

Apertura

Sábado por la mañana comenzó con el acto de apertura donde las oradoras bajo un sol radiante dieron la bienvenida a organizaciones políticas, sociales y autoconvocadas destacando temas fundamentales como el repudio a la inacción estatal y social ante los hechos de femicidio – una mujer es asesinada cada 28/30 horas solo por el hecho de ser mujer-, la falta de voluntad política para el tratamiento de la despenalización y legalización del aborto que engloba necesariamente la implementación efectiva de la ley de educación sexual y la entrega de anticonceptivos, las medidas de ajuste del gobierno nacional que afectan directamente a la economía doméstica, la implementación de la ley de cupo trans, fueron algunas de las principales demandas expuestas fervorosamente durante el acto de apertura ante una convocatoria histórica de entre 70 y 100 mil personas. Reclamos aparentemente plausibles pero nos horrorizamos por las pintadas de paredes.

Talleres

Con un amplio abanico de temáticas a debatir los 69 talleres se realizaron en las aulas de las escuelas Urquiza, Rivadavia, Richieri, Gutierrez el ISET 18, el Liceo Avellaneda y las facultades de Derecho, Económicas, Fonoaudiología, Medicina, Bioquímica y Enfermería, y Humanidades y Artes. No siendo suficientes debido a la gran demanda sobre la marcha fue necesario abrir aulas, copar pasillos y patios para contener e incluir la inmensa cantidad de mujeres dispuestas a participar, exponer su posición y dar testimonios en primera persona que helaron la sangre. Una mezcla de repudio, rabia, bronca y esperanza se palpitaba en todos los rincones, innumerables casos de violencia e injusticia invitaban forzosamente a la reflexión. Pero nos horrorizamos con las pintadas de paredes.

talleres-1

talleres-2

Marcha

Setenta, ochenta… cien mil personas marchando, cantando, llevando sus banderas bien alto, pancartas, disfraces,  murgas rompiendo el parche y los platillos sonando. Hombres y mujeres de todas las edades con miradas profundas a paso firme para defender los derechos de toda la sociedad de esta generación y las que vienen para el desarraigo de la cultura machista. Es difícil entender la pretensión de sigilo ante un acontecimiento de tal magnitud cuando las pasiones desbordan el pecho.

marcha-1

marcha-2

enm6

Paredes que gritan

¿Cómo contener tantas voces reclamando? Silenciadas, ninguneadas, vilipendiadas durante años gritando todas juntas y de todas las formas posibles: ESCRIBIR TAMBIÉN ES GRITAR. Gritas para pedir auxilio, gritas para que te vean y para que te ayuden, gritas porque no podes soportar más. La angustia de las denuncias que son menospreciadas, seguir contando estadísticamente a las muertas, las abusadas, las violadas, las que no pueden conseguir trabajo por su preferencia sexual, las que se mueren en abortos clandestinos, las que están presas por decidir sobre su cuerpo o por presunción de aborto provocado, las que no tienen ni siquiera para parar la olla por este ajuste feroz. La miopía social masificada en su mayor esplendor nos lleva a que en vez de escandalizarnos por lo que una pared dice nos escandalicemos porque la pared fue pintada lo cual en este contexto es una nimiedad.

paredes-1

paredes-2

Violentas Violentadas

Nos piden que cuidemos las formas que no seamos violentas, justo a nosotras nos hablan de violencia que tenemos un pos doctorado involuntario con honores por haberla sufrido y seguirla sufriendo. Decirle a una mujer que fue violada y su caso quedo impune que cuide las formas es como mínimo una obscenidad, haciendo autorreferencia lastimosamente hablo con conocimiento de causa.

Sin ir más lejos el mismo sábado mientras se llevaba adelante el encuentro Lucía Pérez de 16 años en Mar del Plata fue drogada, violada y empalada… EMPALADA, con mayúscula y en negritas para quede haciendo ruido en alguna mente incauta la atrocidad del hecho. Pero nos piden que cuidemos las formas.

violentas-1

Tanta rabia atragantada no puede hacer más que reflotar de la peor manera. Es infinita la cantidad de casos de vejación de todo tipo que pasan frente a nuestros ojos y se incorporan en el inconsciente colectivo con total naturalidad y de ello es de lo que tenemos que hacernos cargo. La respuesta social es el señalamiento, la respuesta estatal es la represión.

violentas-2

enm11

Ya no nos callamos más por más que le pese a Neruda. El futuro llegó hace rato y se instaló para quedarse porque cada vez somos más las que nos unimos para decir basta, BASTA PARA MI, BASTA PARA TODAS. Desechamos el cuento infame en el que nos quisieron hacer creer que entre mujeres solo hay competencia, que somos malas, envidiosas, conventilleras, santurronas o putas. El próximo Encuentro Nacional de Mujeres tendrá lugar en la Provincia de Chaco, esperamos romper records en convocatoria y marchar juntas codo a codo para reconstruirnos y reconstruir, la lucha continúa: ¡VIVAS NOS QUEREMOS!

enm12

Un comentario sobre “Basta para mi, basta para todas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s