Correa y un cambio de época en los organismos de Derechos Humanos

Por Daniel Rossetti

El lunes 10 de octubre el presidente de Ecuador, Rafael Correa Delgado, recibió a los jueces de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) que sesionó en la sede de Unasur, en Quito. En su exposición frente a los magistrados y expertos judiciales volvió a referirse sobre su proyecto de crear una nueva Corte Latinoamericana de Derechos Humanos, independiente de la Organización de Estados Americanos (OEA). Crítico de Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por atender las necesidades de la OEA y esta a las de Estados Unidos, Correa cree que es tiempo que los países latinoamericanos formen sus propias instituciones que juzguen las violaciones a los Derechos Humanos, sin responder a otros intereses que no sean los propios del respeto integral a la condición humana.

Esta posición crítica del jefe de Estado ecuatoriano viene desde 2012, cuando la CIDH interpuso una cautelar a favor de los directivos del diario El Universo que habían sido condenados por el sistema judicial de ese país por agravios a la figura del presidente. Sus principales editores se encontraban en EEUU al momento de la sentencia y desde ahí se posicionaron a favor del procedimiento de la CIDH contra, según sus posturas, la cooptación del sistema judicial a manos del gobierno, declaraciones que Correa las identificó como ataques con fines políticos desestabilizadores que iban más allá del libre ejercicio del oficio periodístico.

En enero de 2015 Rafael Correa propuso ante la reunión de la Comunidad de Estados de Latino América y el Caribe (CELAC) que era hora que se dieran sus propios organismos de control. Desde la CIDH salieron a criticar la postura del presidente, a través del ex secretario Emilio Álvarez Icaza, alegando que la CELAC no comprendía la complejidad del trabajo de coordinación para el funcionamiento de la Corte y agregaba que la institución representante del Latinoamérica y el Caribe no sería imparcial e independiente. Álvarez Icaza acusó también al gobierno ecuatoriano de no respetar la libertad de expresión y de perseguir y cerrar a los medios de comunicación críticos de Correa. El responsable permanente de Ecuador en la OEA, Marco Albuja, respondió a las críticas del ex funcionario, acusándolo de haber usado la CIDH para sus propios intereses políticos.

Recientes presentaciones ante la CIDH aportan claridad sobre las quejas del primer mandatario ecuatoriano. El Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas por recursos que estaría adeudando el Estado y en contra de una reforma presupuestaria. En caso que la CIDH proponga una cautelar, Ecuador no está obligado a acatarlo, por no ser vinculante. Recordemos que en 2010, policías a poyados por militares intentaron derrocar al presidente, por esto, el reclamo suena a postura política, dentro del proceso electoral que está atravesando el país.

Otro trámite es por la deportación de ciudadanos cubanos que salieron hacia Ecuador en junio de este año. El gobierno rechazó el asilo de los isleños, alegando que entraban al país para luego trasladarse a EEUU, amparándose en la ley del “pie seco”, norma que da refugio inmediato a quienes pisen suelo estadounidense, mientras quienes son atrapados en el mar son expulsados.

La OEA, organismo fundado en 1948 después de la división del planeta que dejó el fin de la Segunda Guerra Mundial y el inicio de la Guerra Fría, respondió a la doctrina Monroe de “América para los americanos”, plasmada en la expulsión de Cuba luego del triunfo de la revolución. Con sede en Washington, su presidente es el jurista estadounidense James Carvallo. La CIDH es parte del Sistema Interamericano de Derechos Humanos (SIDH) junto con la CorteIDH. LA función de la CIDH es la investigación y presentación de informes sobre la situación de los Derechos Humanos entre los Estados parte, mientras que la CorteIDH se pronuncia sobre el cumplimiento de los pactos de adhesión y sus fallos obligan a la obediencia de los tratados regionales. Este año la comisión estuvo en crisis por falta de recursos y tuvo que convencer a los Estados miembros a aportar para que pueda seguir funcionando sin tener que reducir hasta un 40% su personal. Pudo solucionarlo finalmente por la participación de las naciones adherentes y donantes privados. En su página web puede verse a distinta Organizaciones No Gubernamentales (ONG) que apoyan a la comisión. La duda está siempre presente cuando provienen de este tipo de instrumentos de la “no política”, que no dependen de los Estados, pero sí de quienes sostienen su funcionamiento, sin quedar del todo claro cuáles son los verdaderos intereses, detrás de sus fines filantrópicos.

El reclamo de Correa tiene fundamento. Los únicos países que no tienen sentencias de la CorteIDH son Canadá, EEUU, el Estado asociado de Panamá, la ex colonia británica Guyana y Guatemala, país de la Nobel de la Paz Rigoberta Menchú quien denuncia los constantes abusos a los Derechos Humanos de las comunidades originarias en ese Estado. Si bien en su último informe sobre libertad de expresión en 2015 critica el encarcelamiento de Barret Brown, periodista de Anonymus, a 63 meses de prisión, las mayores objeciones recaen sobre el resto de los países del continente. Puede que responda a dar una imagen de independencia de la potencia continental, pero esta vuelve a ponerse en cuestión cuando encontramos contradicciones como las declaraciones a favor de la circulación libre de información por internet, pero no hace mención al caso del ciber-periodista Julian Asasnge, creador de Wikileaks, asilado en la embajada de Ecuador en Londres.

Parte del cambio de época que el ecuatoriano sostiene, la independencia de los organismos de control son base para lograr el avance de los sectores postergados, representados por los gobiernos populares de la región. En momento donde la marea neoliberal avanza, la propuesta de Rafael Correa toma fuerza y se torna necesaria para contener los abusos de las oligarquías que están tomando el poder.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s