VIOLENCIA ES MENTIR

Por Esteban Regueira

El cambio de gobierno no solo significó la vuelta de las recetas económicas propias del neoliberalismo que hicieron estallar la argentina en 2001, sino que también parece significar el retorno de la insensibilidad social y de algo que es igual de peligroso o aun peor: el incremento de los hechos de violencia institucional que en todas las situaciones fueron acompañados por el cómplice silencio oficial.

Cabe mencionar, por ejemplo, que aun cuando Pinedo era el presidente, para los actos de asunción de Mauricio Macri se blindó el camino desde el Congreso hacia la Plaza de Mayo con miembros de la Policía Federal, el Ejército, la Gendarmería y hasta francotiradores del grupo táctico G.E.O.F. apostados en terrazas. Fue algo simbólico pero tan fuerte como el mensaje que dio el desfile militar por Avenida del Libertador, realizado para conmemorar el bicentenario de nuestra independencia en julio de este año y del cual el ex carapintada Aldo Rico formó parte, mostrándose rozagante a bordo de un Jeep de combate.

Pero no todo se trata de símbolos, hay hechos concretos que demuestran el incremento de la violencia institucional, y eso es lo que verdaderamente preocupa a la sociedad civil. A poco más de un mes de la asunción, el 31 de enero de este año, Gendarmería Nacional reprimió con balas de goma una murga en pleno festejo de carnaval en un asentamiento de Bajo Flores y varios niños de entre 8 y 10 años resultaron heridos por los perdigones disparados, literalmente a quemarropa. Otro caso se dio en agosto cuando miembros de la Policía Federal reprimieron con gases y carros hidrantes una manifestación de jubilados que osaron reclamar lo que les correspondía, ni más ni menos que el bono de aumento anunciado por el gobierno pero que no se había materializado.

Pero no se trata solo de la Gendarmería, sino parecería que hay un ensañamiento desmedido contra la Fuerza que previene desmanes de peligrosos niños y amenazantes jubilados. Por el mes de marzo, la Policía Bonaerense, que últimamente no da abasto con los casos de inseguridad, reprimió de forma brutal una manifestación de estatales despedidos, o grasa militante, en términos del Ministro de Hacienda; que reclamaba pidiendo que se cumpla su derecho a trabajar. Ante esta situación la única respuesta que se encuentra en las justificaciones de la Ministra de Seguridad, Patricia Bullrich es que eran militantes infiltrados para provocar disturbios y que son constantes intentos de desestabilización. No se detuvo a pensar en el accionar violento de las Fuerzas, pues parece considerar que para eso están.

La tendencia no parece modificarse y hace pocas semanas nuevamente miembros de Gendarmería secuestraron, torturaron y amenazaron cual grupo de tareas (como se denominó la forma de actuar de los represores durante la dictadura) a periodistas de la revista villera “La Garganta Poderosa”. Por último, durante el Encuentro Nacional de Mujeres realizado en la ciudad de Rosario a principios de este mes, fuerzas de seguridad desataron una feroz represión contra los y las asistentes al encuentro.

 

Surge a las claras que el cambio es profundo y que la intolerancia de quienes hoy están del lado del poder se expresa de manera mucho más práctica, teniendo consigo el poder de portar tanto las armas como las llaves de los celdas. El humor social no se encuentra en su mejor estado y eso el oficialismo lo sabe, por esta razón necesita apagar de manera tajante cualquier foco que les indique un problema a futuro. Manejar el miedo parece ser la alternativa más propicia para poder implantar las medidas de estigmatización y empobrecimiento de los sectores más vulnerables, y para llevarlo a cabo recurre a la mano dura; buscando callar sus voces y las voces de aquellos que quieran salir a contar que es lo que verdaderamente está ocurriendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s