LA RESACA DE LA DERECHA.

Por Víctor E. G.

La derecha argentina se ha distinguido a lo largo de toda la historia en justificar sus acciones políticas y sociales con discursos xenófobos. Según su visión, la“supremacía” del hombre blanco (descendiente de europeos), era y es el símbolo de la moral y la ética nacional. Como ejemplo, podemos recordar los comentarios surgidos durante el suceso histórico del 17 de Octubre de 1945. Cuando el pueblo trabajador masivamente tomó las calles y exigieron la libertad del general Perón, quien se encontraba encarcelado en la isla Martín García.

El diputado radical de derecha, Ernesto San Martin, bautizó al movimiento obrero como “El aluvión zoológico”. Nuestros compatriotas nacidos en las provincias nativas también fueron despectivamente apodados con el mote de “Cabecitas Negras”. Las declaraciones del diputado eran gustosamente compartidas, en ese tiempo, por las clases medias y altas de nuestro territorio. El “cabecita negra”, representaba a esa parte de la población pobre. En la mirada de los antiguos xenófobos, el pueblo humilde,fue visto como un bárbaro invasor de las tierras de la “noble clase porteña”.

La historia regresa sobre sus pasos y encontró otro personaje político que piensa de la misma manera. El senador nacional, representante de la provincia de Río Negro, Miguel Ángel Pichetto. Quien en el programa, “La Mirada”, emitido por el Canal 26 y conducido por el periodista Ricardo García (que fue sobreseído por la jueza Arroyo Salgado, en la causa por la supuesta intercepción ilegal de correos electrónicos de funcionarios del gobierno kirchnerista). García, es un militante del establishment argentino.

El senador dijo:“¿Cuánta miseria puede aguantar Argentina recibiendo inmigrantes pobres?”Tenemos que dejar de ser tontos, el mundo está cambiando, es un mundo que se cierra”. Pichetto se quejó porque no hay reciprocidad en la política migratoria y aseguró que Argentina es el “ajuste social de Bolivia y ajuste delictivo de Perú”. En su enfoque, este último país resolvió su problema de seguridad interna y transfirió a todo el aparato narcotraficante, a nuestro país. Utilizó un argumento falas:las principales villas de la Argentina están tomadas por peruanos; y la Argentina incorpora toda esta resaca”.Uno corre el riesgo que le pongan la etiqueta, el problema en Argentina es la cultura igualitaria y en los medios de comunicación decir lo políticamente correcto”.

Pichetto, ya contó con un antecedente racista,criticó en 2014 a los inmigrantes senegaleses. Argumentó: “Yo no los veo en ninguna obra en construcción; están todos vendiendo cosas truchas”.También, rechazó la llegada de refugiados sirios a nuestro país. Es paradójica la postura del edil, supuestamente, él representa a un partido político q        ue tieneuna raíz nacional y popular, que está a favor de la integración americana dentro de un marco de igualdad.Así lo establece el preámbulo de la Constitución Nacional Argentina. Sin embargo, puede más el pensamiento conservador reaccionario, en el cual el senador se sintió cómodo en sus discursos.

El senador omitió en su oratoria la Ley de Migraciones de la Argentina, aprobada en 2004; que consideró a la emigración como un Derecho Humano. El “mundo” al cual hace referencia Pichetto, no tiene una legislación como la nuestra que privilegia a todos los habitantes sin distinciones de terreno. El globo de la derecha elegido como ejemplo por el senador, es aquel donde reina el neoliberalismo que es la más alta expresión del salvajismo elitista que sólo busca defender sus mezquinos intereses.

Es bien sabido que el neoliberalismo es una cultura destinada a satisfacer la ambición desmedida de unos pocos; y para ello necesita del apoyo de muchos. Por lo tanto necesita de un brazo ejecutor: el periodismo conservador hegemónico. El periodista estrella del grupo Clarín, Jorge Lanata, en su programa “Periodismo para Todos”, lanzó al aire una “investigación” titulada “Argentina, país generoso”. El informe, se refirió a la educación universitaria argentina, afirmó que: “hubo casi 13 mil estudiantes extranjeros en la UBA el año pasado”, también que “el Estado argentino aporta más de 360 millones de pesos por año para que los estudiantes extranjeros estudien gratuitamente”. En forma solapada el informe apunta a penetrar en la sugestión de sus televidentes, con la idea del despilfarro de recursos por parte del estado que fueron a parar a los alumnos inmigrantes, sin ningún beneficio.

También se hizo referencia al tema de los hospitales públicos bonaerenses.Dijeron en PPT que: “hay 340 mil extranjeros en hospitales bonaerenses, respecto a datos de enero de 2015 a enero de 2016”En Paraguay, por ejemplo, falta un medicamento contra el HIV. Entonces vienen directamente para que se lo den acá y se lo terminan dando en los hospitales bonaerenses”. El informe incidió agudamente sobre la opinión pública, a la cual se le exacerbó la idea: los extranjeros se llevan todas las medicinas en forma masiva y gratuita y no dejan nada a cambio. Dieron por entendido que no habrá medicamentos para los argentinos nativos quienes pagan en forma religiosa sus impuestos. El discurso es el mismo que utilizó el Pro durante todos sus mandatos en la CABA. Con ello justificaban el desastre administrativo por falta de gestión en colegios y hospitales porteños.

Políticos como Picheto y periodistas como Lanata, son las más fuertes expresiones del pensamiento conservador de derecha; son aquellos que persisten en la idea de culpar a todo aquel que no pertenezca a la “etnia aria argenta”. Las acciones racistas son muy peligrosas, porque engañan a la sociedad con estadísticas sesgadas con ejemplos particulares que norepresentan al conjunto social. Los medios instrumentan la falacia cuantitativa, es decir, se confunde una parte con un todo. Y además con su predica contribuyen a la asociación de personajes y partidos políticos filo nazis. Lo demostró un tweet de Alejandro Biondini, que escribió. Primero Lanata, ahora Pichetto… tanto que fui perseguido y proscripto durante años por opiniones similares… hoy me siento un moderado”. Ironizó el líder de Bandera Vecinal.

La derecha argentina utilizó sus recursos políticos y mediáticos para ocultar la realidad: el hambre y la miseria. Que son productos de políticas excluyentes. Las calamidades provocadas por la etnia liberal golpearan por igual a nativos y extranjeros. Los deportaran del estado de igualdad sin pedirles documentos de identidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s