Macricontrafáctico

Por Sergio De Piero (Politólogo, UBA/UNA/FLACSO)

El 10 de diciembre de 2015, Mauricio Macri, luego de haber ganado ajustadamente el ballotage frente al candidato peronista, obtuvo la presidencia de la Nación. Luego del acto de asunción tomó juramento a todo su gabinete. No hubo en esa elección demasiadas sorpresas, pero si la decisión del nuevo presidente de señalar un rumbo, no solo en las políticas que tomaría a lo largo de su primer año, sino también en el modo en que se disponía a construir poder.

No importan los nombres personales pero si las procedencias. Estaban allí representados los bancos, el agro, pero también los sectores industriales vinculados al mercado interno; también compartían sillones empresas de diferente poder y tamaño. Quizás sí hubo un factor sorpresa, el hecho de otorgar un ministerio a un hombre vinculado a los gobernadores peronistas algo distanciados del kirchnerismo. Tal vez no eran hombres puros del PRO, pero parecían proclives a encontrar acuerdos. Un gobierno con minoría en ambas cámaras, estaba obligado a buscar estos acercamientos y algunos más también. En esa línea lo llevó el pragmático acuerdo con Sergio Massa y otros diputados y senadores peronistas. No sabremos si por necesidad o virtud, pero el dialogo se impuso, al menos con algunas fuerzas.

Macri hizo lo que había prometido, o casi todo. Dijo que no iba a devaluar, pero ello sucedió de todos modos; como los formadores de precios remarcaron apenas se supo de la victoria del partido amarillo, el presidente ordenó no levantar el programa precios cuidados, con el objetivo de evitar aumentos exagerados. “Ya remarcaron antes de mi asunción, no tienen porque hacerlo nuevamente” declaró.

Parte de sus votantes se ubican geográfica y económicamente en el sector agrario.  A ellos les dirigió una de las primeras medidas pero con variantes: las retenciones fueron anuladas pero en pasos que las llevarán a cero en tres años; para este año, trigo y maíz pagarán solo un 5%; soja, 20%. Macri lo sabe: si se quiere administrar un Estado no se lo puede desfinanciar. La minería, siguió abonando el bajo porcentaje de retenciones que ya tenía, siguiendo la misma lógica. Continuando con las promesas, envió en marzo un proyecto de ley para reducir el pago de impuesto a las ganancias por parte de los asalariados, siempre con una lógica gradualista, demostrando que ese criterio se aplica a todos los sectores. La economía ha tenido importantes “sacudones”; pero el mantenimiento del mercado interno ha impedido que el retroceso sea mayor. Está claro que el objetivo es abrir y desregular la economía mucho más, pero estos pasos también parecen ser moderados.

En el mismo mes, giró al Senado los dos nombres para cubrir las vacantes en la Corte Suprema.

Era esperable que Macri redefiniera la política exterior de la Argentina. En esa línea se acercó al presidente de Paraguay buscando formar una alianza contra el presidente Maduro de Venezuela y expectante de lo que sucedería en Brasilque es, al fin y al cabo, nuestro mayor socio comercial. SI bien la sintonía ideológica con los EE.UU. fue mayor que en los gobiernos kirchneristas, el presidente no descuidó el dato central con Brasil. A su vez, el avance con Venezuela, no cobró proporciones desmesuradas, ya que más de una vez nuestro país ha dependido de su petróleo. Cambiaron los énfasis, pero no se desarticuló lo construido.

En el plano local, siendo un gobierno no peronista, Macri sabía que debía establecer una estrategia clara con el mundo laboral y social en general. Al mantener el control de precios y hacer un moderado cambio en ganancias, el presidente aseguró que no buscaba el conflicto con la CGT, pero que era su intención modificar algunos lineamientos de la política laboral vigente; aunque para eso recurriría a las instituciones de negociación existentes. En el plano social, también se movió con prontitud. Logró acuerdos con grupos afines al kirchnerismo como el Movimiento Evita y con otros con los cuales era difícil un consenso, avanzó en el intento de “quitarle la base”. Es el caso de Jujuy con el Movimiento Tupac Amaru y su líder Milagro Sala. Si bien fue denunciada por manejo de fondos públicos, el objetivo central de Cambiemos, fue “hacerse” de la obra llevada adelante por esta organización y lanzó un ambicioso plan de viviendas y empleo en la provincia de Jujuy, y también en buena parte el NOA y NEA. El objetivo: competirle a todas las organizaciones territoriales peronistas, a favor de ampliar la base de apoyo.

Finalmente, el gobierno se propuso revisar algunos aspectos institucionales sancionados durante el kirchnerismo como la ley de servicios audiovisuales, las PASO, entre otras. Es claro que el objetivo es un cambio profundo, pero ha dado pequeños pasos a favor de lograr algunos consensos, en particular en el tema electoral donde ha propuesto la utilización de la boleta única electrónica.

Nada o poco de esto ha sucedido. En algunos casos ocurrió todo lo contrario, como es la realidad jujeña, donde se lanzó una tenaz persecución sorbe Milagro Sala y la Tupac. Algunos acusan al gobierno de gradualista, porque siempre se puede ser más extremo. La coalición política que llegó al poder de la mano de Mauricio Macri, renunció desde el primer día, y acaso antes, a constituirse como una alternativa de poder con grados de inclusión que lo perfilaran como un conservadurismo popular, o una nueva derecha como algunos la denominaron. Eligió el perfil de un partido de elite, con los rasgos propios del liberalismo local, y dejó de lado una construcción que hubiese sido novedosa para la democracia Argentina, en un sentido más auspicioso para las grandes mayorías.

Sólo ha pasado un año. Veremos que nos deparan los próximos del gobierno de Mauricio Macri. Pero es claro que la nueva derecha, el retorno de un conservadurismo popular, quedará para otro capítulo de la historia Argentina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s