Conflicto Docente: ¿Por qué doblan las campanas?

 

“Esta realidad que deben enfrentar los docentes tiene que ser recompensada como forma de motivar a aquellos que hoy están ganando salarios que están por debajo de la línea de pobreza. Para eso hay que prestigiar la carrera docente, devolverle su prestigio premiando a los docentes con mejores salarios y también capacitándolos.”(Esteban Bullrich, 21/12/2005, momentos antes de votar a favor de la ley de financiamiento educativo vigente)

    Por Julián Hofele*

Transcurren las primeras horas de un Abril que amanece con una convocatoria mediático-oficialista al “respaldo de la democracia”, que derivó en una expresión de oposición a la figura de Cristina Kirchner y todo aquello que se parezca a Kirchnerismo. El periodista Horacio Verbitsky lo definió como el último punto de un set perdido 6-1 por el gobierno[1]. Tras uno de los meses con mayor grado de movilizaciones populares de la historia Argentina, desde aquel 1° de Marzo de apertura de sesiones legislativas, con un congreso vallado y la policía reprimiendo a los docentes que se manifestaban en reclamo de la apertura de la paritaria nacional, pasando por la marcha federal educativa, el paro internacional de mujeres, la movilización de la CGT, la jornada de lucha de los movimientos sociales y la marcha del 24 de marzo, hasta el acto de las dos CTA junto a trabajadores metalúrgicos en plaza de mayo. Suele repetirse, año tras año, que la paritaria nacional docente es un caso testigo para el resto, la prueba de fuego para el Gobierno, que de salir airoso de la misma transitará con mayor calma los primeros meses del año. La defensa de la educación pública y las condiciones de trabajo de maestras y maestros es una de las banderas gremiales que mayor grado de adhesión social generan. Una encuesta del CEOP ubica el apoyo a los reclamos docentes en torno a los dos tercios de la población argentina.[2] El porcentaje impacta, el 66% de apoyo resulta superior a la cantidad de hinchas de cualquier club de fútbol argentino[3], a los votantes de cualquiera de los dos candidatos presidenciales en el ballotage, a la población económicamente activa (46%[4]) o a los habitantes mayores de 12 años que leen al menos un libro al año (56%)[5]. Recién puede ser comparado a la cantidad de perfiles activos de  la red social Facebook en nuestro país (67%).[6] Sorprende entonces que a pesar de haberse ganado el mote de ser el gobierno que dirige sus políticas a partir de las encuestas, decida avanzar sin concesiones en la profundización del conflicto docente.

Es que el caso resulta central para el modelo de país que pretende implementar CAMBIEMOS, y la posición que asume Macri se origina en una definición política de fondo: el retorno de la conocida, y probadamente ineficiente, flexibilización laboral (la búsqueda de modificaciones de los convenios colectivos, los proyectos de empleo joven, el pretendido reimpulso de las pasantías o el intento de traspaso de la justicia laboral serían otros ejemplos en este sentido). Si bien de acuerdo al instituto CITRA, entre Noviembre de 2015 y Junio de 2016 el poder adquisitivo de trabajadoras y  trabajadores se redujo en casi diez puntos (9,9%)[7] la política económica del gobierno aparece orientada a profundizar esa caída. Gobernando ya no para los ricos, sino para la ínfima minoría que constituyen los dueños de los sectores concentrados de la economía, lo que Joseph Stiglitz denominó como “el 1%”[8].

El discurso oficial, tanto del presidente, como del ministro de educación Esteban Bullrich, quien se presentó recientemente ante cámaras empresarias como “gerente de recursos humanos de la nación” afirma que no existe obligación legal por parte del Estado a convocar a la mesa de paritaria nacional docente. Esgrimen que en 2016 se fijó un criterio en proporción al salario mínimo vital y móvil que podría prorrogarse, y que el artículo 10 de la ley N°26.075 – ley de financiamiento educativo- resulta confuso en su redacción y no genera obligación alguna. Desborda hipocresía el Ministro, que estuvo presente y votó a favor de la ley, y el debatido artículo 10, en el año 2005 cuando se sancionó la misma. La versión taquigráfica[9] del debate es ilustrativa para todo aquel que aún albergue dudas respecto a que se estaba discutiendo en el congreso al momento de aprobar esta norma. Bueno sería que Bullrich repase lo que dijo y lo que se discutió aquel día. Si aún no resultara claro, luego de una nueva lectura, podrían ministro y presidente repasar el decreto 457/2007 que reglamenta el artículo 10 de la ley. El mismo estipula específicamente el modo que debe realizarse la convocatoria, los integrantes de la mesa de negociación y resalta en su artículo 6° que debe discutirse, como mínimo y entre otros puntos, la retribución mínima de los trabajadores docentes.

El gobierno nacional sabe (incluso lo hizo el año pasado), que debe convocar a la paritaria nacional, respetando la ley y transfiriendo los fondos que corresponden a las provincias para que luego se discuta en cada una de ellas, partiendo del piso del mínimo nacional. Decidió no hacerlo, dejando a cada uno de los gobernadores y gobernadoras que resuelvan como crean conveniente la paritaria, con los fondos que tengan o puedan conseguir por su propia cuenta. El caso más paradigmático es el de la provincia de Buenos Aires, donde María Eugenia Vidal, lejos de reclamar la convocatoria a la paritaria nacional a los miembros de su propia fuerza política, elige confrontar directamente con los gremios docentes, convocando a “voluntarios” y ofreciendo incentivos a quienes rompan la huelga (medidas de indudable carácter inconstitucional y enfrentadas con los pactos internacionales ratificados por nuestro país) intentando colocar al secretario general del SUTEBA Roberto Baradel como un enemigo de las niñas y niños que no asisten a la escuela como consecuencia de los paros docentes.

En resumen, CAMBIEMOS eligió este conflicto. Eligieron enfrentarse a los docentes creyendo que podrían canalizar simpatías ciudadanas demonizando al sindicalismo y sus medidas de fuerza: paros y movilizaciones. Voluntariamente evitan la ley, y dilatan la posibilidad de iniciar un diálogo que permita alcanzar un acuerdo, Su propio discurso los acorrala, repitieron una y otra vez que los paros jamás sirven para resolver nada por lo que cualquier convocatoria u ofrecimiento que haga el gobierno luego de las contundentes medidas de fuerza tomadas por los gremios, será percibido como un signo de debilidad política.

En la crítica más inesperada que recibiera en su año y medio de gestión Mirtha Legrand reprochó al presidente y le dijo: “ustedes no ven la realidad” y le recordó la cantidad de errores que cometieron. Se equivoca Mirtha y no se equivoca Macri, que la realidad la ve sin necesidad de usar lentes y errores comete pocos. Busca implementar un modelo económico que derrumbe gran parte de las conquistas obtenidas en años de ampliación de derechos y redistribución de la riqueza, sabe que para ello, además de ganar elecciones, tiene que quebrar el principal foco de resistencia que enfrenta todo gobierno neoliberal: la organización de la clase trabajadora.

*Abogado Laboralista. Docente de Derecho del Trabajo en la UBA.

 

[1] https://www.pagina12.com.ar/29369-plazas-y-aplazos

[2] https://www.pagina12.com.ar/29367-al-paro-sin-reparo

[3] https://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-78167-2006-12-24.html

[4] Fuente: IERAL, en base de EPH-INDEC y Ministerio de Trabajo.

[5] http://www.sinca.gob.ar/sic/publicaciones/libros/EECC.pdf

[6] https://es.statista.com/estadisticas/518638/ranking-de-los-20-paises-con-mas-usuarios-de-facebook-a-nivel-mundial/

[7] http://umet.edu.ar/el-iet-presento-el-2-indice-de-inflacion-de-los-trabajadores/

[8] http://www.vanityfair.com/news/2011/05/top-one-percent-201105

[9] http://www1.hcdn.gov.ar/sesionesxml/item.asp?per=123&r=41&n=6

 

Un comentario sobre “Conflicto Docente: ¿Por qué doblan las campanas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s