Elevarse desde la Universidad Pública (y Gratuita)

 

El 9 de marzo de 2017, a las 9 de la mañana abrían la urna. Lxs estudiantes de la convocatoria 2016-018 de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (sede Ecuador) tenían que expresar a qué binomio elegirían para que lxs representaran ante el Consejo Académico, órgano de cogobierno de dicha institución académica. Al día siguiente, 10 de marzo, terminaban las clases y buena parte de lxs estudiantes no estaban cursando, por lo que no había alguna razón específica que lxs acercara a la Universidad, y por tanto, a votar. No obstante lo cual, se registraron 203 votos, casi un 20% más que en las elecciones del año pasado.

Hacía ya unos meses, desde octubre de 2016, lxs estudiantes venían trabajando con esfuerzo y dedicación para enfocarse en una consigna global: a mismas exigencias académicas que convocatorias pasadas, mismas condiciones materiales. Pero claro, el camino no era sencillo, puesto que la crisis regional afectaba fuertemente la economía del Ecuador, a la FLACSO y a lxs nuevxs estudiantes que ingresaron a finales de dicho año a realizar sus estudios de postgrado.

Ya para el mes de noviembre lxs representantes de cada carrera se nuclearon en el Comité Estudiantil, construyeron su agenda e impulsaron una serie de medidas para consagrar ciertas condiciones básicas y conseguir determinados beneficios. Con el tiempo, quienes representaban a lxs estudiantes en el Consejo Académico por aquel entonces, solicitaron a lxs representantes de la nueva convocatoria que eligieran un/a compañero/a para que sea su delegadx y estar presente en las reuniones de dicho cuerpo colegiado. Lxs representantes eligieron a Rodrigo Adriel Iturriza, estudiante y representante de la primera camada de la Maestría de Investigación en Sociología Política.

Rodrigo es argentino, específicamente del Distrito de La Matanza y politólogo de la Universidad Nacional que se ubica en dicho territorio. Logró llegar a FLACSO-Ecuador, una institución de gran prestigio, al obtener una beca a la excelencia académica. Según parece, y como alguno sostiene por estos días, Rodrigo “cayó” en la Universidad Pública (y Gratuita).

El trabajo colectivo siguió adelante y se pudieron consolidar varias conquistas. Lxs becarixs recibieron un aumento de estipendios, se restituyeron las becas concursables para el financiamiento de proyectos de tesis, se amplió el número de cuotas para pagar las Colegiaturas, se reasignaron las becas liberadas a otrxs estudiantes, entre tantas otras. Había, entonces, un proceso encauzado, un trabajo colectivo organizado.

Se acercaba el momento del recambio de representantes estudiantiles y había que decidir una fecha de elección. El Comité propuso que sea el 9 de marzo, y unos días después en base a un amplio debate, la mayor parte de sus miembros eligieron a Rodrigo, junto a Nora Salazar, para que fueran candidatxs. Otro binomio, en su justo derecho, decidió postularse y competir por la misma dignidad.  Ese 9 de marzo, en una votación histórica, y siendo casi las 18 horas, Rodrigo y Nora fueron electos con casi el 82% de los votos válidos.

¿Por qué hablamos de esto? ¿Por qué contamos la situación de un compañero de nuestro distrito, de nuestra Universidad llegando a un ámbito académico internacional, constituyéndose como representante titular de sus nuevxs compañerxs de ruta? Porque no está demás resaltar este hecho en este contexto, puesto que parece que la educación pública en la Argentina está puesta en duda. Un argentino graduado de una Universidad del Gran Buenos Aires hoy forma parte del cogobierno de una Universidad de posgrado en el Ecuador, institución que pertenece al tan reconocido sistema internacional FLACSO (que este año cumple 60 años desde su creación). Rodrigo, lxs estudiantes de La Matanza, son muestra de un proceso de recuperación global e integral de la educación en los últimos años en la Argentina, de la recuperación de la enseñanza universitaria de excelencia. Y es cierto que seguro hay mucho por mejorar, pero mejorar no es ajustar.

Elevarse desde la Universidad Pública y Gratuita significa, nada más y nada menos, que asegurar las condiciones para avanzar de forma definitiva hacia una sociedad con justicia social. Hoy, lxs estudiantes, docentes y científicxs de nuestro país resisten para evitar el intento de desguazar todo lo avanzado. Y en un contexto de retroceso regional, la tarea es construir las plataformas conjuntas de conexión, militancia, investigación y trabajo para defender lo logrado y consolidar el futuro. Los reveces políticos de este tiempo nos han enseñado que es nuestra responsabilidad no solo tener en cuenta al Estado como lugar de construcción de modelos de nación, sino que, se trata, además y centralmente, de estar en los espacios que la sociedad civil habilita para configurar una fuerza de base con una agenda de trabajo sostenida por un conjunto de actores comprometidos. Organizar las tareas, concretar nuestras ideas y unir nuestra pluralidad para resistir al neoliberalismo e instituir una alternativa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s