El comienzo de la campaña sucia

Por Víctor. E.G.

Operaciones mediáticas al servicio del Gobierno nacional intentan desplazar a la política y en su lugar proponen reflotar los viejos fantasmas del terror guerrillero. Los operadores del pasado se unen a los del presente para imponer la victoria del proyecto neoliberal posmoderno.

Antes del inicio de la campaña electoral, el partido mediático y todas sus colectoras comenzaron a elaborar el trabajo sucio en forma descarada e impúdica. La víctima de la operación de difamación y odio fue el precandidato a senador nacional por la provincia de Buenos Aires y representante del espacio político “Unidad Ciudadana”, Jorge Enrique Taiana. A través de las redes sociales, el periodista Eduardo Feinmann acusó al sociólogo de haber puesto una bomba en el bar “El Ibérico” el 4 de julio de 1975.

El operador del macrismo y panelista de “Animales sueltos” escribió en su cuenta de Twitter: Conmoción causó cuando puso una bomba en un bar, año 75 y murieron varias personas. Montonero candidato”. La real malicia corrió como reguero de pólvora y llegó a la mesa de la señora de las cenas y de los almuerzos del Canal 13. La diva le preguntó con perspicacia a Margarita Stolbizer: “¿Usted recuerda un atentado que hubo en un bar de la Avenida de Mayo”. “Hace muchos años, que murieron dos personas. Porque se dijo que había intervenido Taiana ahí en eso”. “Ah, no, no, no tengo precisión de eso”, respondió la diputada. A lo que Mirtha agregó: “¿No lee las redes sociales? Hubo dos muertos, en un atentado, con una bomba. Hay que tener memoria, hay que recordar. Qué raro que no se acuerde, bueno, usted es mucho más joven que yo”.

Luego del corte comercial, Legrand le pidió disculpas al ex canciller por la falsa información. Y expresó: “Gente mía me mostró recién en el teléfono que el doctor Taiana desmentía absolutamente la información”. Volvemos a foja cero. Así que pido disculpas, yo lo leí”. Como es habitual, el absolutismo de la conductora puso fin a la conversación en forma tajante al ver que no podía continuar con la mentira. La persistencia en contra de lo popular es histórica, los operadores mediáticos que hoy están al servicio del PRO en un pasado estuvieron cerca de la dictadura de 1976, por intermedio del eslogan “Los argentinos somos derechos y humanos”, se defendió a capa y espada en los almuerzos de la “Señora” el criminal accionar del gobierno de facto. Mientras que en la Argentina había un baño de sangre y fuego, en la “mezaza” de Mirtha, los chacales comían con cubiertos de plata y brindaban con champagne.

La mixtura de ignorancia y odio es atizada por los representantes de la verdad publicada, que la conforman una gran parte del periodismo que apoya incondicionalmente la ideología de los conservadores nacionales. Para ellos todo es lo mismo, guerrillero y militante son sinónimos, estigmatizan a las personas por intermedio de una palabra que se repite en los tiempos hasta el cansancio: “montoneros”, que significa asesino. El término, se utiliza como estigma y se omite intencionalmente la verdad política e histórica de un sector muy amplio que perteneció al Movimiento peronista. Las plumas amarillas, tergiversan la historia a su favor, y de esta forma ensucian la imagen de los hombres y mujeres públicas que ejercen o pretenden ejercer un cargo político, dentro del marco de la ideología nacional y popular.

En la década del 70, Taiana, militaba en la Juventud Peronista, como lo hacían miles de jóvenes de ese entonces, más exactamente en la fracción “Descamisados”, que más tarde se fusionaría con Montoneros. El 26 de junio de 1975 fue encarcelado, en el marco del “Rodrigazo”, por el gobierno de María Estela Martínez de Perón, luego de haber sido amenazado reiteradas veces por la Triple A. Estuvo detenido siete años, la mayor parte de ellos en el Penal de Rawson. El diario La Nación así lo publicó en ese tiempo.

Cosa curiosa si la hay, fue que en el mismo programa de la señora Legrand, la actual ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, fue invitada a desmentir su posible pasado montonero. Sin embargo, hay otras versiones periodísticas en las cuales expresaron que la funcionaria tuvo un pasado en el grupo de tareas de Montoneros, se la conocía con el nombre de guerra de “La Piba”, y se corrió una versión en la cual, Bullrich, con una pistola 9 milímetros, le apunto en la espalda a un dirigente de PJ. El hecho ocurrió en la ciudad de San Rafael.

 

Onofre Rodena, un periodista ya fallecido que escribía en Página 12, señaló en su libro “Las mujeres montoneras“: “Que el golpe militar se veía venir y muchos montoneros empezaron a buscar la forma de irse del país porque se venía la gran cacería humana”. Más adelante relata, “en una casa alquilada de Maipú sur de Capital, diez montoneros analizaban la situación, entre ellos Patricia Bullrich, quien le rogaba al “Pelado” Perdía que la ayudara a salir porque su nombre estaba en la lista”.

La paqueta conductora confesó en público que hizo algo que nunca antes había hecho con un invitado: adelantar la pregunta, a Bullrich, interrogándola por su posible pasado montonero. El motivo, fue que la invitada no se ofenda y dejara la mesa de invitados. A lo cual la ministra respondió: “No, yo fui de la JP”. Y agregó: “Yo creo que el uso de la violencia como forma de acción política nos hizo muy mal a todos los argentinos. Nosotros, teniendo 15 y 16 años, gritábamos eso, pensábamos que la violencia era el camino a la liberación, que de ahí íbamos a sacar a un hombre nuevo, íbamos a generar un cambio”. Por eso aseguró: “trabajo todos los días para que ninguna generación de nuestro país sea violenta”.

El pensamiento mágico y la unción del color amarillo parece que hizo cambiar la personalidad vehemente por experiencia sabia y la acción bélica se transformó en autocritica. En este caso en particular, la ministra confesó su pasado violento y no fue interrogada y juzgada implacablemente por la moral republicana del medio de Magnetto. Sin embargo, Taiana fue defenestrado por una vil mentira, con el agravante de la omisión mal intencionada no se mencionó, que los dos actores tuvieron un pasado en la JP. Los ataques sólo fueron para el precandidato a senador.

A la farsa mediática se le sumó  la hipocresía de “La Piba” , que invocó a la no violencia, la cual no estuvo presente en la salvaje represión a militantes que reclamaban trabajo frente al Ministerio de Desarrollo Social, en el pasado mes de Junio y menos aún en los ataques de la Policía a los trabajadores de “Pepsico”. Los medios, eligen a quien defender y a quien atacar, la represión brutal tiene que ser legitimada por la población y esa es la tarea del establishment mediático, quien argumentó la salvaje práctica de los palos y de los gases a través de la búsqueda de un “chivo expiatorio”, el cual es el responsable de la debacle económica de las grandes empresas comandadas por los CEO´s amigos del “cambio”, o por intermedio de la sacrosanta Constitución Neoliberal, que en su artículo magno dice: todas las empresas pueden echar a sus empleados. Claro está, que los medios no ponen a información de nuestra Constitución Nacional, que es la única legal y legítima; el periodismo cómplice, no hace la más mínima referencia al artículo 14 bis. Muchas veces una verdad a medias se transforma en una falsedad coyuntural, y lo peligroso es que la cruel mentira hace mella en los ciudadanos desprevenidos, y ella penetra como un aguijón en sus conciencias y los hace cómplices inertes del plan de devastación macrista.

El partido del presidente que sabe realizar muy bien la tarea de difamación, cuenta con la experiencia de haberle ganado una elección a Daniel Filmus, el 31 de Julio del 2011. La campaña sucia ocurrió para la segunda vuelta, para jefe de Gobierno de CABA. La jueza federal Servini de Cubría procesó al consultor político, mano derecha de Macri, Jaime Durán Barba, por haber realizado la operación de difamación. Se utilizaron encuestas telefónicas, los llamados señalaban falsamente que el padre de Filmus era arquitecto, trabajaba en la “Fundación Sueños Compartidos”, y lo asociaron con presuntos delitos en complicidad con Sergio Schoklender.

La verdad fue que Salomón (el padre de Filmus) tenía 88 años y nunca había hecho una carrera universitaria. Con el correr de los lentos tiempos del Poder Judicial argentino, Macri logró que la causa pasara a los tribunales de la Justicia de la Ciudad de Buenos Aires y de esta forma quedara impunemente estancada en los escritorios porteños, por lo tanto, la misma prescribió y los acusados fueron sobreseídos definitivamente.

La campaña sucia del PRO hoy está más fuerte que nunca, ya que cuentan con el poderoso aparato mediático público y privado. El objetivo es ir en contra de todo proyecto político que esté en contra del neoliberalismo macrista y para ello no escatiman esfuerzos que están plagados de mentiras e injurias. La Doctrina de la Real Malicia es utilizada inescrupulosamente por algunos sicarios del periodismo argentino, quienes se encuentran desesperados ante el fantasma de la vuelta del populismo; la alarma proviene de sus propias usinas: los encuestadores, que vaticinan un triunfo de CFK en la provincia de Buenos Aires. En el ambiente mediático se olfatea el miedo de los dueños mediáticos amigos del gobierno, quienes han llenado sus arcas con la pauta publicitaria, que en muchos casos, las propagandas son engañosas y muestran obras que ya se hicieron en la administración anterior al verso del cambio.

El macrismo ha implementado un nuevo clientelismo político en el cual los punteros son los patrones de la información que ya no es pública sino que es comercial-empresarial. No es casual que a la potencia mayor (Clarín) se hallan aliado los canales de Manzano y Pierri, quienes en su pasado político tenían bien en claro la manipulación del aparato. Por esta razón, vemos con asombro a los periodistas estrellas, imitadores “lanatianos”, que con insultos y calumnias intentan tapar la realidad de un país que cada vez está más inmerso en la miseria y la violencia social. El neoliberalismo necesita cómplices para realizar sus planes de exclusión. El desafío para nada fácil, será para los consumidores de medios los cuales deberán analizar las operaciones que están a favor del capitalismo salvaje y en contra del ciudadano de a pie.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s