LA ERA DEL VERSO Y DEL FRAUDE

Por Víctor E. G.

En nuestra historia nacional, hubo un período llamado: “Década Infame”, durante 12 años de gobiernos oligárquicos se perpetraron estafas electorales en distintas provincias del territorio nacional. En la provincia de Buenos Aires, las elecciones del 8 de Noviembre de 1931, estuvieron contaminadas por el fraude. El gobierno conservador de ese entonces admitía sin ningún escrúpulo que se realizaban simulacros de elecciones para mantener el poder. El “fraude patriótico” (como ellos lo llamaban) fue realizado para salvar a la patria de la voluntad de unas masas iletradas que no estaban preparadas para elegir sus gobernantes. “El pueblo, considerado ignorante, votaría contra sus propios intereses”. Sin embargo, el interés defendido fue el de la oligarquía de ese tiempo.

El diario “La Vanguardia”, escribía ocho días después de las elecciones en su columna política, lo siguiente: “En su afán de robar la elección sumaron en algunos casos todos los sobres enviados por la Junta Electoral, poniendo dentro otras boletas oficiales. Pero, los sobres se envían siempre con exceso, y ha sido tanta la torpeza que los presidentes de mesa a favor del gobierno que luego de meter 500 votos en la urna, recién leyeron que en la mesa sólo votaban 260 o 280 personas”.

Ya adentrándonos en nuestros tiempos, se realizaron las PASO 2017, y el viejo fantasma del fraude realizado por los conservadores de antaño, hizo escuela en neo conservadurismo de Cambiemos, que se presentó como en los viejos años de gloria de los terratenientes argentinos. En un pasado, la idea fue desterrar de la fase de la Tierra al irigoyenismo; en el presente el exterminio del kirchnerismo encarnado en la figura política de Cristina Fernández de Kirchner, quien se consolidó como ganadora de las Primarias con su flamante partido “Unión Ciudadana”.

Sin embargo, la victoria fue atrapada  en un primer momento por la ralentización de los datos provenientes del Correo Argentino; la “pícara” maniobra fue realizada por los funcionarios  del gobierno macrista, en particular por el Ministro del Interior, Rogelio Frigerio. ¿Por qué motivo, el gobierno nacional se atrevió como sus antepasados a realizar la impune maniobra fraudulenta? Tal vez, fiel al estilo duran-barbista el gobierno quiso ganar la guerra psicológica, humillando a esa parte del pueblo que confió su voto en Unidad Ciudadana. Muchas veces, Macri, habló de un cambio cultural para la sociedad argentina, y ese cambió parece significar la erradicación del pensamiento Nacional y Popular, que esta firmemente arraigado con razón y sentimiento en una gran porción de la ciudadanía.

Con menos del 20% de los votos escrutados, Esteban Bullrich y María Eugenia Vidal festejaron el triunfo de Cambiemos en la provincia bonaerense. En Costa Salguero, se armó el habitual cotillón del Cambio. A las 22hs aproximadamente, salió a escena con una impostada sonrisa y  con el discurso (de siempre) de tono pastoril mezclado con una pizca de New Age, la Gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, quien en forma melodramática dijo: “Es una noche especial. Es la noche en la escuchamos lo que cada uno de ustedes nos dijo en las urnas. En la provincia de Buenos Aires hemos hecho una gran elección”. El show, estaba montado para no decir que CFK, había ganado las PASO: se dio a entender la derrota de Unidad Ciudadana. Se cumplió al pie de la letra el método del gurú ecuatoriano del PRO: “Impacto en los electores contemporáneos (…) para comunicar de manera eficaz nuestro mensaje en una nueva sociedad, que parece capturada por la banalidad”. Y en este punto, el macrismo es un gran estratega de las mentiras que se asemejan a las actuaciones de los Talk Show.

 

Y así, Vidal continuando con su sobreactuación, con voz de ruego exclamó: “Durante más de 25 años te bancaste el maltrato y la indiferencia. Durante más de 25 años los mismos que gobernaron fueron cómplices o miraron para otro lado con el narcotráfico y la corrupción, te dijeron que no podían hacer nada y ahora nos ven a nosotros combatiéndolo”. Las acusaciones sin pruebas sobre políticos narcotraficantes, fue el eje de campaña de Vidal durante las elecciones del 2015. Además, conto con el apoyo de las operaciones mediáticas producidas y dirigidas por el programa televisivo “Periodismo para Todos” -gracias a la ignominia del medio hegemónico, Cambiemos ganó esas elecciones-. También, la farsa periodística ayudo a la construcción del personaje de la “Chica Heroína”. Luego de la música y la suelta de globos el acto de Cambiemos terminó. Los bonaerenses se quedaron con la imagen victoriosa de Bullrich con más de  6 puntos de diferencia sobre CFK.  La era del verso, escribió otro capítulo de engaño y estafa ética.

La calma y la expectativa estaban en Arsenal de Sarandí, pasaban las horas y la diferencia se achicaba, en cuenta gotas los telegramas llegaban con los votos a favor de Unidad Ciudadana. El miedo, corría en el oficialismo. Adrián Pérez, dio la orden de parar el escrutinio cuando se llegue al 95% de las mesas escrutadas. Ya en la madrugada del lunes, a las 3hs y 40 minutos, los representantes políticos de Unidad Ciudadana con Cristina al frente, le hablaron al público presente y a los televidentes ansiosos que no pudieron dormir por las sospechas de los datos selectivos suministrados por el Correo.

La Ex Presidenta, dijo: “Lo que hoy vi, no lo vi en ninguna elección (…) Montar un show para que salga en el horario prime time, como si se tratara de un timbreo; como si se tratara de subir a un colectivo para simular algo. (..) El resultado de las elecciones parlamentarias es que hemos ganado. (…)La realidad siempre termina aflorando, podrá no aparecer en las tapas de los diarios (…) no ser protagonista cotidiano de los programas de televisión, pero la realidad cuando es tan grave y lacerante siempre aflora”.

Y así fue, la verdad salió con nombre y apellido: Manipulación de votos y fraude moral. La gestión y la fiscalización de las elecciones fue un desastre nunca visto desde la vuelta de la democracia en el año 1983. Unas 1537 mesas quedaron sin escrutar, casi el 5% del electorado. Increíblemente, se recibieron telegramas en donde Unidad Ciudadana no tenían ni siquiera un voto, tal fue el caso de la mesa 587 de la circunscripción 72 del partido de Morón, en donde Cambiemos se “impuso”.

Cristina, dio el primer pasó con una victoria, que hasta el día de hoy no se sabe el porcentaje de su éxito. La comunicación de los actores directos que comentaron sus angustias, le ganaron al marketing de la máquina propagandística del gobierno nacional; se impusieron sobre la alianza  mediática de los dueños hegemónicos de diarios, revistas, radio  y televisión, y se alzaron en contra del destrato personal hecho por las más altas esferas del ejecutivo. Una victoria, por la fe de sus seguidores, que también sufrieron en carne propia la persecución de los medios y los insultos de oficialismo y de los opo-oficialistas. Las acusaciones de narcos de poca monta, o de votantes residuales, no hizo mella a la hora de poner el voto en la urna en favor del kirchnerismo .

Cristina, no se fue a dormir, eximió una oratoria de media máquina, la cual dejó el espacio a la expresión de los ciudadanos y ciudadanas que no están de acuerdo con la triste frase del candidato a senador del cambio: “cada día hay un pibe más preso”, y no confundieron el latir de su corazón político con el tren neoliberal que se desplaza velozmente sobre la vía muerta hacia la última estación: el abismo económico y social. Una buena parte de la sociedad bonaerense habló a través de las urnas y su voto fue en contra del engaño de las promesas bíblicas de la Gobernadora; esa respetable porción de bonaerenses, no se hipnotizó con las escenas actorales en la cual el rol preferido de Vidal es, de víctima acusadora. La población bonaerense democráticamente decreto la primera derrota de Mariu y su candidato a senador. Un golpe al egocentrismo de la clase dominante de la Argentina, que intentó falsear una elección como en los tiempos de la Década Infame.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s