“Nosotros no vamos a hacer nada para desestabilizar, pero estamos obligados a seguir peleando”

El secretario general de ATE, Daniel Catalano, recibió a Primera Generación en la sede central de Capital y habló de todo: La continuidad del gobierno, el plan de lucha, la irrupción del feminismo en el plano sindical, el rol de los medios masivos de comunicación y la batalla cultural.

Por Gala Kreisler y Alejandro Gutiérrez

– ¿Cómo ves el contexto político post-paro general y cuál es la postura de ante de cara al futuro en cuanto al plan de lucha?

No sé si hay un antes y un después del paro, tampoco sé si hay un antes y un después del mundial (risas). Sí hay un antes y un después de la crisis económica que se fijó, y digo que se fijó porque me parece que hay una apropiación de la crisis económica que no había antes, que no se si la determinó el paro, el dólar, o la coyuntura. Pero si hay un registro muy claro ahora de que hay una crisis económica instalada en el país, está en la agenda de lo cotidiano y eso te obliga a repensar un montón de cosas.

Desde ATE nosotros venimos peleando desde que asumió Mauricio Macri por las paritarias libres, contra los despidos, la reforma laboral, la reforma previsional, el FMI: por todo y en todos lados, y vamos a seguir así. Sin embargo, entendemos que hay una coyuntura en donde vos tenés que ver que estamos en un momento donde el gobierno se está auto desestabilizando. Entonces, este gobierno seguramente no va a terminar su mandato, por definición propia, por crisis en la calle, porque se adelanten las elecciones, pero no va a terminar el mandato. No porque nosotros tengamos una actitud desestabilizadora, sino por una cuestión de criterio de lo que está pasando. El gobierno no está pudiendo encontrar las herramientas para generar que la clase trabajadora pueda tener trabajo o pueda conservar su trabajo.

Las encuestas que están mostrando son preocupantes para el gobierno, porque son de Capital Federal, y le dan a Macri un 4% por arriba de Cristina, en un territorio hiper-gorila que es anti Kirchnerista. Entonces, si vos mostrás una encuesta donde da en un balotaje 4% arriba es porque la crisis está tan adentro que no la pueden sacar. Entonces creo que hay un antes y un después en el registro de la crisis, y eso obliga a uno a tomar decisiones. Cualquier cosa que uno haga hoy puede ser desestabilizadora, pero no hacer te hace cómplice de la política del gobierno, por lo tanto, nosotros vamos a seguir peleando.

– ¿Desde qué lado se considera que luchar por derechos laborales es desestabilizar?

Lo que pasa es que cuando vos tenés un gobierno democrático elegido por el pueblo, que lo que sufre es una amenaza de continuidad de gobierno, ven todo como un proceso desestabilizador, por eso es un momento delicado. Hay que tener cuidado frente a que se dice, como se dice, que se hace para que se hace y cómo se hace.

A mí no me molesta que Macri se vaya ahora, lo que me preocupa es que el que venga pueda tener un modelo económico diferente, porque si el que viene a reemplazarlo sostiene su modelo económico, no va a haber una transformación coyuntural. Nosotros necesitamos que haya una irrupción, que incluso puede hacerla el propio Macri, si puede irrumpir en su propia estrategia y cambiar el eje económico, por mí que se quede 20 años. El tema es que él no tiene la capacidad de gobernar para nosotros, los trabajadores. Por eso estamos con estas situaciones donde una ministra dice que hay que sacar al ejército a la calle, el ejército dice que no tiene presupuesto y, de hecho, no van a marchar el 9 de julio.

“A mí no me molesta que Macri se vaya ahora, lo que me preocupa es que el que venga pueda tener un modelo económico diferente, porque si el que viene a reemplazarlo sostiene su modelo económico, no va a haber una transformación coyuntural.”

Hay una intención del gobierno de sacar los milicos a la calle para poder mostrar una unidad de criterios en el modelo económico y ni siquiera los milicos están de acordando con ellos. Si acuerda la gendarmería, prefectura, estos sectores nuevos del poder, del aparato represivo del estado, que tuvieron otro volumen ideológico distinto frente al gobierno y por el gobierno.

Nosotros no vamos a hacer nada para desestabilizar, pero estamos obligados a seguir, porque todos los días se habla de más despidos en el estado, de que nos van a congelar los salarios, ya nos hacen una oferta de porquería, un 15%. No hay perspectiva de que se pueda abrir una paritaria distinta, la inflación va a superar el 30% y ya venimos de una pérdida salarial de los últimos 2 años, este es el 3ro.

– ¿Cuáles son las propuestas desde ATE en particular y desde el peronismo en general?

Una propuesta hacia adentro es la unidad del movimiento obrero y de los sindicatos para poder consolidar una posición única frente al acuerdo con el fondo, la reforma laboral, las paritarias, etc. No nos está yendo bien, entonces pensamos que un eje central para trabajar es ese, vos podés tener que laburar si o si con criterios de unidad para poder tener una posición clara con respecto a lo que la patronal está haciendo. La propuesta que le hacemos al gobierno es el cambio rotundo en el modelo económico, no le podemos proponer otra cosa. La propuesta que venimos haciendo desde que asumieron es que cambien la forma de ver el mundo y comiencen a gobernar para los trabajadores.

Porque al sacar el gobierno las retenciones al campo y a las mineras, lo que hicieron fue trasladar toda esa guita que entraba para que desde el estado puedas, no solo hacer obra pública, sino sostener políticas universales como la salud y la educación, dos cosas simples y claras.

Entonces empiezan a decir que hay que bajar el gasto, y el gasto para ellos no son los comedores que abren, que eso refleja la necesidad que tienen de que no les explote en la cara el quilombo. El gasto es eliminar la escuela pública, eliminar la educación, eliminar el trabajo genuino. Porque ellos necesitan transformar la República Argentina, en un México o en una Colombia, donde vos tenés a la mayoría de la clase trabajadora siendo autónomos, sin relación de dependencia. Ellos necesitan tenerte a vos vendiendo pan casero en la puerta de tu casa, a vos laburando de plomero.

-En ese sentido, la diputada Carrió se refirió en estos días al tema de las changas

Es serio el tema que propone Carrió, porque es un modelo de país que ya existe. Ellos se aferran a ese modelo de país, quieren que nadie tenga ningún tipo de poder que pueda contrarrestar al neoliberalismo, porque si vos tenés 50 o 70 mil gasistas dando vueltas sin laburo, ¿cómo hacés para organizarlos? Pero si en cambio hay fábricas, industrias, empresas y estado, los laburantes se organizan.

El 60% de los laburantes de la República Argentina están en blanco, y eso es un problema para el gobierno, no es un problema para nosotros. Nuestro problema es cómo hacemos para que los sindicatos podamos tener unidad de criterio, consolidarnos como espacios de poder y avanzar.

– Mencionas a los sindicatos. ¿Qué opinás de la democratización puertas adentro y los reclamos que surgen desde una perspectiva de género?

Son dos cosas distintas. De todas maneras, discutir el género es también democratizar. Pero hay que ver como se lo encuadra, porque el género entendido como una cuestión de paridad es una situación que quizás no se da el marco de realidad de los propios sindicatos. Porque a los delegados los elige la base trabajadora, y también la conducción de los trabajadores no necesariamente necesita paridad. Y también tenés que pensar que hacer con aquellas personas que no se sienten ni hombres, ni mujer, hay un montón de cosas pensar y tener en cuenta con respecto a las transformaciones de la sociedad y como fuimos evolucionando y como fuimos teniendo otra perspectiva de inclusión dentro del progresismo.

es una discusión que hay en el progresismo, porque yo me voy a alguna provincia, o me voy a un par de kilómetros de Capital Federal y hay otras discusiones totalmente distintas, obviamente uno tiene que poder avanzar, porque si no avanzas, no llegás nunca a las transformaciones, y hay que hacerlas.

En cuanto a la democratización de los sindicatos, la estructura que tienen es democrática, el problema es que se hace muy difícil romper con la burocracia sindical, y entonces aun existiendo todas las herramientas para participar, hay 4 gordos hace mil años que no dejan que participe nadie.

– En cuanto a la irrupción de las mujeres en la política y el poder, ¿crees que puede llegar a generar una transformación en la forma de trabajo de los sindicatos?

A mí me tocó la experiencia de charlar con mis compañeros de la UOM, no voy a decir el distrito para no prenderlos fuego, pero la comisión directiva, salvo la compañera de género, eran todos hombres. En las fábricas mayoritariamente hay hombres, y las compañeras que hay en las fábricas tienen una carga horaria y una carga de horas extras que no les permiten participar quizás como los hombres de la representación sindical. Aunque los hombres también podrían tener el mismo quilombo, porque vos podrías hacerte cargo de los pibes, llevarlos a la escuela, pero hay una cuestión que es cultural.

También hay una parte de nuestra sociedad que entiende que está bien eso. Que es un problema y que nosotros tenemos que resolverlo. Pero también es cierto que, en las fábricas, en la parte de producción hay más hombres que mujeres. La representación ahí es un problema. Me acuerdo que fui a comer un asado, y contamos que en ATE capital hicimos un taller de masculinidad para empezar a trabajar algunas cuestiones, y se reían. Bueno, no hay que reírse, buena parte de los que estamos sentados acá, cuando van a sus casas golpean a sus mujeres o las maltratan, o a sus hijas, porque hay un porcentaje de hombres que ejercemos violencia sobre nuestras compañeras. Y cambió rotundamente la charla que teníamos, pero para bien, no para mal.

Entonces preguntaron sobre el taller y después pudieron hacer el taller, pero si no lo discuten no lo pueden resolver, como ser mejor hombre en su casa. Pero es algo que hay que trabajarlo, mirarlo y contenerlo, pero que va a llevar mucho tiempo y va a ser extremadamente difícil. Si es cierto que en Argentina hay un fenómeno que no está pasando en otras partes del mundo, en donde la mujer como hecho revolucionario adopto una situación de estar al frente del debate, no solamente del aborto, sino que viene al frente en todos los sentidos. 

Viene irrumpiendo en la vida del país de una manera divina, porque genera hechos que realmente son revolucionarios: el que haya una ley para la especialización del aborto, en este contexto de Latinoamérica, en este contexto del país, con un gobierno de derecha, y que se haya podido instrumentar, y que el gobierno tenga que salir con su As de espadas diciendo “La verdad que lo instalamos pero porque pensamos que no iba a pasar” le da mucha más trascendencia al lugar que ocupan nuestras compañeras, ese millón de compañeras en la calle, nosotros estamos realmente contentos con eso.

Además, uno no le puede delegar a esa nueva expresión, que son las mujeres organizadas todas las responsabilidades, pero si demuestran que si hay un eje y un objetivo, y no hay agachadas y hay una convicción sobre lo que se tiene que hacer, se hace, y a todos nos tiene que llegar esa reflexión.

– ¿Qué opinás de la crítica que se le hace al movimiento feminista de haber transado, de alguna manera, con sectores que son de la oposición para la media sanción de la ley ?

Es una estupidez, no es transar, fue poder sincerar un hecho real que tenemos, que es que se nos mueren las pibas. Lo que vale ahí es la vida. Celebro que haya gente gorila de derecha que haya entendido que no se tienen que morir las pibas. Que hayan puesto la discusión donde tenía que estar, no en si estabas a favor o en contra del aborto, sino si estabas o no a favor de que se despenalice.

Me pareció una actitud muy madura de la oposición, de poder asumir ese lugar y me pareció una actitud muy madura de nuestras compañeras de ir ahí a buscarlo. Por algo dicen que ahora el grupo mal llamado “pro-vida” está todo el tiempo sobre los senadores, hostigándolos. Porque se dieron cuanta que había que trabajar sobre la política para marcar una posición.

Yo tengo expectativa de que en el senado pase rápido, que sea otra gesta histórica y nuestras compañeras no se nos mueran.

-Volviendo al tema de la postura de ATE en cuanto a la coyuntura política y económica. En un informe se muestra que la desocupación está por sobre el 9%: ¿En qué lugar se ponen ustedes para afrontar esta situación?

Más de lo que estamos haciendo no podemos hacer. Hay un marco en el que hay empezar a pedirle a la sociedad que se haga cargo del lugar que ocupa cada uno. Crece la desocupación, crece la mortalidad infantil, el 50% de los pibes son pobres, entonces más allá de lo que nos pase a nosotros como sujetos sindicales y políticos, hay una reacción que tiene que ver con nuestro pueblo.

Cuando se fue Cristina del gobierno en Plaza de Mayo dijo que cada uno tenía que cada uno tenía que asumir una responsabilidad frente a lo nuevo: “Vamos a ver si los sindicatos salen a pelear por el impuesto a las ganancias como pelearon, y ojalá que sí”. Ella termino empoderando a cada uno diciendo que iban a ser protagonistas de lo que venía, y ahora nos está faltando justamente eso, tiene que haber una reacción, donde cada uno de nosotros nos hagamos cargo del lugar que ocupamos socialmente y hagamos algo.

Porque además a ATE ya no le da, nosotros ya hicimos todo lo que podíamos hacer, vamos a seguir peleando, vamos a hacer todo lo que podamos, pero tiene que haber una conciencia social distinta, y las últimas elecciones no reflejaron esa conciencia, y entonces tenemos que apuntar a que haya una conciencia colectiva que pueda florecer, por eso es importante lo del 25 de mayo, lo del 9 de julio, donde empiecen a aparecer más las familias, más las compañeras y compañeras que votaron al macrismo pero que tienen un sentido de pertenencia a una nación y que pueden entender que el acuerdo con el fondo va a dañar la perspectiva. Es importante que los que convoquen sean los organismos de DDHH, sea el sindicato de actores, gente con la que uno se referencia.

“…nosotros ya hicimos todo lo que podíamos hacer, vamos a seguir peleando, vamos a hacer todo lo que podamos, pero tiene que haber una conciencia social distinta, y las últimas elecciones no reflejaron esa conciencia…”

-En ese sentido, fue muy criticada la convocatoria del sindicato de actores para el 25 de mayo, y hasta hubo gente que salió a decir que no se sentía representada. Por otra parte, se ve que hay movimiento en actores que antes callaban y ahora están empezando a salir, el caso de las mujeres quizás sea el más importante

Si aparecen los actores, está bien. No se puede ser un teletubie todo el tiempo. Que alguien represente un papel no significa que tenga que estar eternamente metido en ese papel, creo que lo que hizo el sindicato de actores fue poder correrse del lugar en el que lo pone la sociedad, imaginario, de tipo fachero, de la mina linda o la mujer malvada o de las tres empandas, y ubicar a cada uno en el lugar político que tiene. Luis Brandoni, por ejemplo, siempre fue radical. En su momento había históricos actores peronistas, había 2 o 3 exponentes del mundo de los actores a los que ubicabas. Ahora es ubicarlos a todos en algún lugar.

– Dijiste que ATE está haciendo todo y resistiendo como puede con las armas que tiene. ¿Cómo articular con los más combativos, o no dialoguistas o no conservadores, para que ese estar más en la calle sea más contundente y pueda generar otro resultado?

Es que para mí hay que ir a buscar a los gremios que no son combativos. Los gremios combativos estamos todos juntos en la calle. Los docentes y los estatales están. Por otra parte, la industria es uno de los sectores que sufrió más bajas, y están peleando. Después, hay sindicatos a los que tenés que ir a buscarlos, otros que son monstruos, como camioneros. Que te obligan a arreglar o sino paran todo, entonces patean el tablero a la mierda, porque si camioneros no arregla el país entra en un caos terrible, pero también lo que pudo hacer fue romper con la cuota salarial del gobierno, era el 15% y terminó siendo 25%.

La punta de lanza fue y es camioneros, porque el poder que tiene ese sindicato, si bien en todo el mundo pasa lo mismo, en argentina por suerte la descosen y por suerte Moyano está al lado de los laburantes, y tenemos que mirar eso. También hay que ir a buscar a esos gremios que todavía no pudieron resolver la situación. Veo que cierran los Musimundo, ¿Dónde están peleando los laburantes de Musimundo? Algo paso.

-También hubo cadenas que cerraron.

Vos vas a los super y te dicen que se viene la reducción de puestos de laburo porque no se puede sostener y somos. ¿Va a estar o no va a estar comercio peleando? ¿Van a salir en algún momento?

-Comercio cerro con 25%

Ahora van a cerrar todos con 25%, que va a ser la nueva imposición del gobierno para que nadie los moleste

-Que rol tiene el FMI en esta postura del gobierno en torno a salarios. ¿Cuánto hay de mano del gobierno y cuanto de quedar bien con el fondo?

Yo creo que este gobierno es eso, es esa composición. No puedo pensar a Macri aislado del FMI, los veo lo mismo, pensar que Carrió no es embajada yanqui a mí me cuesta. Vos ves a Avruj, secretario de DDHH, yendo a la embajada el 4 de julio. El exterminio de los 30mil vino por parte de la planificación de los yanquis. ¿Qué estás haciendo en la embajada? Encima se sacó una foto feliz, entonces, este gobierno es eso, no es otra cosa.

– Pensando un poco en nuestros lectores, que son en su mayoría estudiantes de la universidad. ¿Estás al tanto de la modificación de la ley de pasantías?

-La modificación de la ley de pasantías es más flexibilización laboral, es dejarte sin posibilidad de que vos puedas tener una perspectiva a mediano plazo, porque además a los 3 meses te pueden despedir sin causa, hay una serie de cosas que no cierran porque están atadas a la misma conducta que tiene el gobierno en todo. No podemos mirar de manera aislada la modificación de la ley de pasantías de lo que va a pasar con la reforma laboral en su conjunto. Para mí es importante que nos revelemos contra todo eso, y me pareció mucho más complicado que la gobernadora diga que no necesitamos tantas universidades.

Yo soy de Gonzáles Catán, estudie en la universidad porque está en La Matanza, y la verdad es que hay un montón de compañeros que no podrían ingresar en una universidad si no la tuvieran cerca, si no fuera parte de una posibilidad o un proyecto. Si vos en tu territorio no tenés la posibilidad de ofrecer a los compañeros una universidad a un par de kilómetros y que ellos puedan pensarse ahí. Directamente no se piensan en la universidad porque no la tienen como algo posible de ser.

Si no tenemos universidades tampoco tenemos perspectiva en el mundo, porque no hay nada para hacer, hoy no hay un proyecto de país central que enamore. Por eso nosotros peleamos por volver al peronismo del 45 al 55, y ahora hay que pelear por volver al kirchnerismo de 2003. Son cuestiones que van pasando generacionalmente y nuestros pibes tienen que empezar a pelear por esos años que fueron años dignos para el movimiento obrero.  Y eso es con universidades, con un país que pueda pensar en la necesidad de que exista el ámbito universitario, para mí las pasantías parten de que se vienen a comer el trabajo, es parte de lo que ellos necesitan generar, mano de obra regalada, calificada pero regalada y sin posibilidades de continuidad.

-En ese sentido, nuestra revista se llama Primera Generación, porque somos en muchos casos primera generación de universitarios. Tuvimos varias radios abiertas en la facultad denunciando estos dichos de la gobernadora. ¿Qué le dirías a esos estudiantes que son primera generación?

-Que voten bien, porque votaron para a mierda. Es central que nosotros podamos agarrarle la cabeza a esa cantidad de miles y miles de ciudadanos que tenían derechos y que fueron paridos por una coyuntura política que nuestros propios compañeros, hoy profesionales, niegan.

Esto es central en la administración estatal. Nuestros compañeros de laburo votaron a Larreta, a Vidal y a Macri. Lo que diría hoy es voten bien, porque lo único que podemos decir es resistir y cambiar el gobierno, y como no somos destituyentes les vamos a pedir que voten bien.

-¿El gobierno busca negar la existencia de esa primera generación? ¿El que hace changas tiene que seguir el legado del padre y seguir haciendo changas?

-Es peor todavía, porque ellos saben que existe, pero lo que resaltan todo el tiempo es que llegaron ahí por esfuerzo propio. Hace unos días en Crónica le hacían reportajes a una señora que estaba en un comedor, le preguntaban por su situación y ella contaba que de piba también había ido a un comedor, que quería estudiar y que sus hijos estudien, y la única forma es si ellos se esfuerzan. Y no, campeona, si te cagas de hambre, estás cocinando para cientos de pibes, y te pensás que el esfuerzo individual es lo único que te va a salvar.

Eso es el capitalismo, esa es la berreteada del capitalismo. En Brasil se hizo una encuesta en donde a los compañeros seguidores de Lula les preguntaron cómo veían el país, y ellos contestaron que lo veían que iba bien, producto del esfuerzo individual. Veían que había millones de puestos de laburo porque la gente salía a trabajar. Y no, amigo, porque si no hay un proyecto de país que abra industrias, que abra fábricas, vos no tendrías trabajo. Y sin embargo siguen pensando que tiene que ver con ese esfuerzo propio.

El macrismo apunta a instaurar en toda esa primera camada la idea de que llegaron porque se mataron, se esforzaron un montón, se levantaron temprano. Y en realidad llegaron porque hubo un proyecto de país que permitió que pudieran llegar, y además también por el esfuerzo individual, obvio. Pero no parte del sujeto individual, y ahí es donde estamos perdiendo la discusión con la derecha.

-¿Percibís romantización de la pobreza por parte del gobierno? Un ejemplo es la imagen del niño atravesando un arroyo para llegar al colegio. Resaltando el esfuerzo individual donde en realidad hay ausencia del estado

-Mira, Mafalda tiene una vigencia eterna. Está en los personajes (Mafalda, Miguelito, Guille, Libertad) todo lo que es nuestra complexión social. No me canso, en los 44 años que tengo, de compartir con mis hijos Mafalda. Eso somos nosotros, quién no ha podido desarrollar la situación social de nuestro pueblo en esos pibes…  hay que trabajar sobre eso, porque si no trabajamos sobre eso sería repetir los errores. En ese sentido tenés un quilombo a resolver, porque los sectores populares, que eran los que tendrían que haber defendido un proyecto de país no lo hicieron. Se jugaron por el neoliberalismo

– ¿Por qué crees que paso eso?

Porque no expropiamos Clarín, si nosotros le hubiéramos sacado a Magnetto el poder real que tiene, hubiéramos sido una transformación de mayor volumen de lo que fuimos en Latinoamérica. Perdimos con Magnetto y la embajada yanqui, ahí tuvimos el traspié más grande porque no pudimos. A mí con el gremio me toca recorrer el país, vos vas a cualquier provincia y está TN en todos lados. Y vos decís, para que mierda le sirve a un chaqueño saber la temperatura de Capital Federal o si atropellaron a un pibe en la Nueve de julio, sin embargo, los tipos viven la realidad de Capital, y en eso han tenido una política de comunicación que nosotros no hemos podido incorporar. Y no la vamos a poder perforar hasta que no expropiemos el Grupo Clarín y ese aparato de comunicación no esté en manos del pueblo, vamos a seguir padeciendo.

“…si nosotros le hubiéramos sacado a Magnetto el poder real que tiene, hubiéramos sido una transformación de mayor volumen de lo que fuimos en Latinoamérica.”

– ¿Se podrá en el corto plazo?

– Yo querría que se pueda porque me parece que no hay que dudar más. Lo primero que tiene que hacer un gobierno popular es sacarle al Grupo Clarín el poder que tiene. Esa concentración hay que desarmarla porque genera una fábrica de tontos.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s