López Obrador: ¿esperanza o cáscara vacía?

Por Cristian Libonatti

La esperanza parece estar en el aire. Después de dos intentos (2006 y 2012) en los que las denuncias de fraude dominaron la escena, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) triunfó en las elecciones de julio y será presidente desde diciembre.

La histórica llegada de un dirigente de izquierda al poder, un Gabinete de ministres con paridad de género y la promesa de mejora para millones de mexicanes parecen ser el inicio de un importante cambio en el país más al norte de Latinoamérica. Pero, ¿AMLO es realmente un faro de izquierda en el continente?

Uno de los que se mostró esperanzado con la elección de López Obrador fue José “Pepe” Mujica, quien señaló sobre México que “los problemas históricos, sociales, su destrucción interna, su creciente camino de corrupción han provocado una reacción política, y vaya paradoja: un luchador que fracasó en varios intentos acaba de conquistar la presidencia”.

Ambos comparten las muestras de austeridad. López Obrador anunció que bajará a la mitad su sueldo como Presidente y el de todos los altos funcionarios, así como las pensiones de expresidentes, y señaló que no vivirá en la residencia de Los Pinos, la lujosa mansión presidencial que será convertida en centro cultural.

Lula Da Silva también se alegró por la victoria de AMLO. Desde la cárcel y en su cuenta de Twitter, el exmandatario publicó: “México nos dio una lección al elegir al compañero López Obrador. Buena suerte al nuevo presidente mexicano. Cuide de todos, con cariño especial a los más pobres”.

Sin embargo, varias son las cuestiones que muestran que incluso sin haber asumido, López Obrador no parece ser ese líder de izquierda que intentará modificar las estructuras sociales y económicas de México.

Problemas internos

Lo primero que hay que analizar es la alianza que le permitió llegar al poder. Juntos Haremos Historia es una coalición conformada por el Movimiento Regeneración Nacional (MORENA), la fuerza fundada por AMLO; el Partido del Trabajo (PT), con base en la izquierda nacional; y el Partido Encuentro Social (PES), con fuertes conexiones con las iglesias evangélicas de México.

En temas generales, como la lucha contra la corrupción o el desarrollo económico y social del país, la alianza no tiene fisuras: todes consideran fundamental cambiar el rumbo político de una nación que en las últimas décadas no supo o no quiso combatir el narcotráfico, las coimas y la violencia institucional y privada.

Sin embargo, en temas particulares referidos a una agenda progresista de derechos, las contradicciones comienzan a hacerse notar. Aborto, matrimonio igualitario y adopción por parte de parejas del mismo sexo enfrentan a López Obrador con sus aliados del PES. Las presiones de estos grupos de derecha religiosa afectarán las tan esperadas reformas en materia de igualdad de género que algunas de sus futuras ministras presentaron durante la campaña.

Con el aval de Trump

A los pocos días de haber obtenido la victoria, López Obrador le envió una carta al Presidente de Estados Unidos. En ella, le agradecía por la llamada en la que Donald Trump lo felicitó y destacaba: “Ambos sabemos cumplir lo que decimos y hemos enfrentado la adversidad con éxito. Conseguimos poner a nuestros votantes y ciudadanos al centro y desplazar al establishment o régimen predominante”.

La extraña y sorprendente buena relación, e incluso empatía con el mandatario del país vecino, se explica por la necesidad mexicana de firmar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y por encontrar una solución al tema de la migración masiva. En ambos casos, López Obrador se mostró más como un político pragmático que como un líder de izquierda.

Con respecto al acuerdo comercial, López Obrador destacó el esfuerzo que harán para “desterrar la corrupción, abolir la impunidad, actuar con austeridad y destinar todo lo que se ahorre a financiar el desarrollo del país”, un discurso similar al esgrimido por Cambiemos en Argentina para mostrar la supuesta seriedad del programa político.

En relación a la gran cantidad de migrantes que ingresan a Estados Unidos, AMLO señaló que “el propósito más esencial de mi gobierno será lograr que los mexicanos no tengan que migrar por pobreza o violencia. Procuraremos que la emigración sea optativa y no necesaria”, al tiempo que aseguró que su Gobierno se esforzará en “lograr que las personas encuentren trabajo y bienestar en sus lugares de origen”.

La respuesta de Trump solidificó la buena voluntad entre ambos mandatarios: “Una relación fuerte conllevará a un México mucho más fuerte y más próspero, lo que francamente me hará muy feliz” y señaló que ambas naciones “se benefician de una América del Norte Económicamente próspera”.

Un poco de esperanza

A pesar de las contradicciones, aún hay muches que creen que López Obrador podrá transformar México. Su discurso en la noche de la victoria renueva la confianza en el futuro mandatario. En ese momento AMLO señaló que “el Estado dejará de ser un comité al servicio de una minoría: representará a todos los mexicanos, ricos y pobres” y sentenció: “Escucharemos, atenderemos y respetaremos a todos, pero daremos preferencia a los más humildes y a los olvidados”.

En medio de tantos gobiernos de derecha, la irrupción de un dirigente de izquierda agita las aguas del continente y hace que cualquier intento de política que discuta algunos puntos del Consenso de Washington genere expectativas en buena parte de la población. A partir de diciembre, y con el transcurso de su gestión, comenzaremos a ver si esas promesas de cambios se verán reflejadas en transformaciones socio-económicas o si quedarán como un simple gesto de esperanza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s