La educación no es la base del cambio

 

Por Luciana Elena Torrillo

La suma ofrecida a los docentes universitarios por parte del gobierno fue de apenas el 15%, en tres tramos y sin la cláusula que permita la actualización de este porcentaje en el caso de que la inflación sea mayor (según datos del Relevamiento de Expectativas de Mercado del Banco Central, para marzo del 2019 se proyecta un 30%). El presupuesto que a inicios del 2018 iba a ser destinado para infraestructura todavía se está esperando y mientras, las instituciones educativas están teniendo problemas para pagar los bienes y servicios debido al incesante aumento de las tarifas.

Sindicatos docentes, cuyos dirigentes suelen enorgullecerse por no hacerlo, se adhirieron y convocaron al paro en diferentes Universidades después de un largo tiempo de hacer la vista gorda, lo que denota una mutación importante: el ajuste y las políticas de Cambiemos pusieron entre el paro y la pared hasta a los que tienen más “cintura” para usualmente huirle a esta situación.

Debido a que en su inicio esta medida tenía el visto negativo por gran parte de los argentinos, a tono con quien quita unos anteojeras que no permiten ver bien, Emiliano Delucchi realizó en un artículo de esta revista una comparación de unos cuantos países que constaba de dos columnas, Índice de desarrollo humano e inversión en I + D. Este contraste, brindó la posibilidad de ver en números algo que creeriamos está instaurado en el inconsciente colectivo como lógico, pero no: los paises cuyos ciudadanos viven mejor son los que destinan más dinero a investigación y desarrollo.

Al pueblo pan y las contradicciones sobre la mesa

Mientras tanto, cuando la medida del paro ya estaba en boca de todos menos de los medios masivos, Clarín subió el fin de semana una nota titulada “Detectaron 29 casos de docentes que fueron de viaje al exterior mientras tenían licencia medica” como para demonizar un poco más, por unos pocos, la figura docente, y sumar a la construcción negativa de la honorable profesión. Esta estrategia mediática es similar a la utilizada por el diario los últimos días de mayo, cuando tras el Paro Nacional de 48hs que dio inició al estallido del conflicto lanzaron una nota titulada “desbaratan una banda que vendía licencias médicas truchas para empleados de Educación”.

Durante la sesión en el senado que trató los allanamientos a sus domicilios, la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner resumió, de manera muy sencilla, la finalidad de estas estrategias mediáticas características de la metodología duranbarbista:  “Si no hay pan, que haya circo (…) cada vez da menos resultado, porque cuando a la gente le llegan las facturas las tapas de Clarín son buenas, ¿pero saben qué? para el café con leche o el mate cocido no sirven, ahí hay que poner pan”.

Esta situación, hace que cada vez sean más evidentes las incongruencias ideológicas de los que aún defienden con uñas esculpidas y dientes pulidos al gobierno de Mauricio Macri. A los seguidores de Magnetto y su grupo de medios que son devotos del Facundo de Sarmiento y su técnica de civilización para la barbarie se les estaría pasando por alto que la premisa “la educación es la base del cambio”, evidentemente, no es así para Cambiemos

En esta semana se nos presenta, entonces, una situación que nos invita a reflexionar con unas cartas en la mesa cada vez más claras: apoyar a este gobierno no significa estar a favor del cambio, apoyar a este gobierno es estar a favor de la ignorancia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s