El día en que hicimos temblar

Rosaura Barrios[1]

 

¿Se imaginan si todas y todos empezáramos a contar todos los abusos sexuales y/o violaciones y/o acosos que sufrimos en nuestras vidas? Empezando por los que ocurren dentro de las mismas familias, no quedaría una sola en pie.

Cuando escribí la tesis doctoral no podía creer las cifras (oficiales y no) de abusos sexuales cometidos hacia niños y niñas. Mi investigación (financiada por el CONICET en aquel momento) daba cuenta de la violencia sexual hacia niños, niñas y adolescentes y cómo ese abuso era narrado. Cada congreso, cada presentación o participación del trabajo suponía un mínimo de dos personas que se acercaban a contarme su experiencia en relación a este delito, todas las experiencias ocurrían en un contexto de “máxima” confianza del niño o la niña. Años escuchando relatos de niños y niñas menores de 11 años contar sus experiencias dolorosas en relación al abuso y no podía dejar de percibir la imposibilidad de narrar que tiene ese dolor, o repugnancia, o vergüenza. Años después sigue siendo muy difícil ponerle un adjetivo a eso que aparece como todo roto en un principio.

¿Qué hace que sea tan difícil de creer a una víctima de violencia sexual? ¿Por qué a esta sociedad le cuesta horrores creer un relato de abuso sexual? Ante un primer indicio de pedofilia pensamos “no puede ser”. ¿Por qué?

A mí misma me costaba creer relatos de horror, me costaba imaginar. Me costó investigar. Y es que creer un relato de violación es aceptar la idea de que el horror está entre nosotras/os. Es aceptar que no es un monstruo, es un varón y/o mujer más, una madre, un padre, un abuelo, un tío, un primo, un colega, un jefe. Infinidad de casos y la única certeza es la casi imposibilidad de poner en palabras y volver relato al horror.

Ayer Thelma Fardín no sólo puso en palabras la violación que le provocó Juan Darthés sino que dio muestras de que hay otras maneras de compartir la pena, la tristeza. La prensa se horrorizó, puso música de fondo, lloró, dedicó horas al relato del horror… y ahí sigue y ahí se quedó, cristalizando, con mayoría de reporteros varones cubriendo la conferencia de prensa, en un show mediático el dolor de Thelma. Sin ánimos de romantizar la lucha es difícil no ubicar lo que sucedió ayer en algo GRANDE, histórico. Un relato de violación se coló a los codazos en el espacio público y usó a su favor toda una plataforma mediática/patriarcal, jugó con las reglas del medio, conscientes de que de otra manera no iba a tener repercusión. Jugó con las mismas reglas de juego que el enemigo…y las reinventó.

Por estas horas sólo me sale agradecer a actrices argentinas, al movimiento feminista por reinventarse constantemente, a los medios que canalizan estas demandas de manera respetuosa y volver a reflexionar sobre todo a mí alrededor. Una logra politizar su experiencia individual dolorosa cuando puede inscribirla en narrativas colectivas, en relatos macros que dan cuenta de su comprensión más que de su explicación. Ayer actrices argentinas hicieron historia, inscribieron historias personales en memoria feminista, supieron utilizar los medios y formatos disponibles y lo usaron a su favor. Dejaron de ser víctimas y pasaron a ser agentes de cambio social.

Por estas horas me gana la congoja, me gana el dolor ajeno, ayer el cuerpo se inundó de terror y quebró algo. Quebró la modorra colectiva, la indiferencia. Ayer actrices argentinas utilizaron todos los medios que disponían y pusieron en escena con las armas del enemigo lo que hace años es un secreto a voces.

No nos callamos más. Ya no temblamos más.

 

 

[1] Dra. en comunicación. Docente- Investigadora en temas relacionados a la violencia sexual contra niños y niñas (FHyCS- UNaM).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s