Festival Buena Vibra: bandas jóvenes y la actualidad del país

*Foto de Lara Heinrich

Por Nicolás Inchaurrondo[1] 

La música pop y rock se ha manifestado a partir de los y las jóvenes desde sus orígenes. En los años 50 y 60 fueron los que llevaron adelante la revolución cultural que rompió con las tradiciones de sus padres. A pesar de esto, existe un discurso que afirma que la juventud es vaga y no se compromete con la realidad. Un tipo de discurso que parece obsoleto, trillado y antiguo al ver los cambios culturales que produjo este grupo social a partir de las expresiones artísticas.

Al mismo tiempo, los discursos de los primeros jóvenes fueron cambiando y en algunos casos hasta se corresponden con los viejos discursos tradicionales de las generaciones mayores. En este marco, muchos de los músicos de rock argentinos han manifestado que la música no debería meterse en discusiones políticas actuales y continúan repitiendo críticas de la dictadura o los noventa. De esta forma se deja de lado a los problemas que tiene su público hoy en día. El contraste de este pensamiento es el de las bandas compuestas por artistas jóvenes que frente al escenario declaran las inquietudes que interpelan a las nuevas generaciones.

En el Festival Buena Vibra realizado el sábado 16 de febrero en el Estadio Malvinas Argentinas se juntaron una docena de estos grupos y se hicieron escuchar frente a las doce mil personas que asistieron. Bandas formadas por chicos y chicas que están dando sus primeros pasos en la escena local y que se van ganando un lugar en este tipo de festivales.

La mayoría de ellas con no más de diez años de carrera y algunos álbumes que vienen a mostrar una diferencia musical e ideológica con el rock previo a la tragedia de Cromañón. No solo cambió el sonido, sino que también demuestran los problemas e inquietudes de una generación que se expresa en la Argentina gobernada por Mauricio Macri.

Las primeras bandas en subirse a los dos escenarios del festival fueron Ainda Dúo y Valdes. Ambas presentando discos que sacaron el año pasado: Animal y Gris. Luego fue el turno de Banzai FC, que tocó mayoría de canciones de Generación TV: Temporada I (2018) y que, al finalizar, invitó a Wos, freestyler del momento que ganó la Final de la Red Bull Batalla de Gallos en diciembre de 2018. El show terminó con la banda realizando una base sobre la que el rapero improvisó unas rimas en las que se refirió a la censura en el canal C5N y al talento femenino que había en el festival, respondiendo a los dichos de José Palazzo (creador y organizador del Cosquín Rock, que en una entrevista había afirmado que para cumplir el cupo femenino de festivales iban a tener que dejar de invitar a bandas talentosas).

Justamente, la siguiente banda en subirse al escenario fue Las Ligas Menores, que está compuesta por cuatro mujeres (Anabella Cartolano, María Zamtlejfer, Micaela García y Nina Carrara) y un hombre (Pablo Kemper). Su álbum Fuego Artificial también salió el año pasado y, por si quedan en dudas de su talento, vale remarcar que se presentaron en el Coachella 2017, festival que se realizó en Indio, California.

En una tarde con una temperatura que superó los 30 grados, el público iba cambiando de escenario ocultándose del sol y aprovechando la sombra que brindaba la estructura del Estadio Malvinas Argentinas. Muchos iban dentro del estadio, en donde habían diversas actividades y puestos comerciales: habían dibujantes en vivo que vendían sus ilustraciones, puestos de ropa en donde se destacaban las camisas coloridas, una barbería y peluquería, un local de discos de vinilo, juegos de arcade y un puesto en el que se podían probar una batería electrónica y pedales para guitarra.

La tarde continuó con Militantes del Climax y Bandalos Chinos; la primera viene de un 2018 en el que festejaron sus diez años de trayectoria con un disco nuevo denominado Día 4, mientras que la segunda está cumpliendo ahora su primera década como grupo y que también presentaron su álbum Bach (2018).

Cuando el sol comenzaba a ocultarse, Marilina Bertoldi apareció sobre el escenario con unas gafas oscuras y un tapado sobre una malla amarilla. La artista que está presentando su último álbum Prender un fuego (2018) se acordó de Palazzo cuando hizo la canción “Tito volvé”. Vale remarcar que el Festival Buena Vibra contó con 12 bandas, en las que en cuatro (el 33,3%) había mujeres líderes (Sara Hebe, Marilina Bertoldi, Las Ligas Menores y Ainda Dúo). El proyecto de ley que busca mayor inclusión de bandas femeninas en festivales plantea que al menos el 30% de las bandas sean lideradas por mujeres.

Al finalizar, sobre el otro escenario se encendieron las luces y comenzó a sonar una música electrónica: era el turno de Louta. Con dos bailarines y dos bailarinas a sus costados y un baterista y un guitarrista a su espalda, Jaime Jaimes comenzó haciendo “Todos con el celu”, primer corte de su último disco Enchastre (2018). Con mayoría de canciones de ese material y algunas de su primer álbum homónimo, Louta hizo bailar a toda la gente que se encontraba en el Festival Buena Vibra.

Luego fue el turno de El Kuelgue, la banda liderada por Julian Kartun y Santiago Martínez dio un recital en el que se tocaron diversas temáticas políticas actuales. Primero hicieron “Parque Acuático”, canción del año pasado en el que cantan “Volvimos a vivir en los noventa”. Hicieron canciones de Fierrín (Lado A) y repasaron su discografía. En el medio realizaron un corte con un sketch de humor en donde se acordaron de Mauricio Macri y de los discursos de derecho discriminadores de minorías. Para cerrar, Kartun hizo mención a la relación de los medios masivos de comunicación y el presidente: “Los medios masivos hicieron que voten a un millonario gil que no sabe ni hablar, y ahora se va a tener que ir”.

Una vez finalizado el recital, fue el turno de Usted Señalemelo, una de las bandas del momento de la música nacional. El grupo mendocino tocó un gran número de canciones de II (2017) e hicieron que todo el público salte y haga pogo.

Los Espíritus fueron los encargados de hacer cantar a toda la gente del Buena Vibra con una lista en las que mezclaron canciones de sus tres discos: Los Espíritus (2013), Gratitud (2015), Agua ardiente (2017). Entre los temas se destacó “Negro chico”, en la que Maxi Prietto canta: “Negro Chico tiene hambre, y la madre lo mandó a pedir. Si la calle no me mata a la noche me voy a curtir”.

Llegada la medianoche, Sara Hebe y Ramiro Jota mezclaron rap y hip hop con música punk y reggae. Junto a bailarines y bailarinas divirtieron al público que disfrutaba del final del festival. Durante el recital recordaron la lucha feminista que se está dando en la actualidad en la sociedad argentina. En esa discusión hay dos vertientes, una de ella, la más radical, propone que las mujeres trans no formen parte del colectivo que va a marchar y parar el 8 de marzo, en el día internacional de la mujer. Sara Hebe criticó a esa parte del movimiento que excluye a una minoría.

Cerca de la una de la mañana culminaron el recital en el que se destacaron “La noche”, canción lanzada en 2018, y el hit que da inicio a la serie “El Marginal”. De esta forma el Festival Buena Vibra daba por finalizada su edición 2019 en el Estadio Malvinas Argentinas. La música nueva, joven e independiente interpelando a las nuevas generaciones con reclamos actuales de la sociedad Argentina.

[1] Lic. en Comunicación Social (UNLP)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s