A ustedes, los señalo

Por Vera Casanovas[1]

Cuando me enteré que el grupo de rock Usted Señálemelo iba a tocar en la fiesta “Ciudad Emergente” organizada por la Municipalidad de La Plata, me chocó. Hacía unos meses ya me había llegado el rumor y había visto un video en el que Lucca Beguerie, baterista de Usted Señálemelo había dicho, en pleno recital, la frase: “Las voy a matar a todas esas culiadas, ¿Viste lo que están diciendo? Lo están bardeando al Bruno”. La declaración, paupérrima y profundamente patriarcal, se desató a raíz de una denuncia pública realizada a su hermano, Bruno Beguerie, bajista de Perras on the beach, también banda amiga de Usted Señálemelo.

Después de la denuncia pública realizada el 23 de octubre de 2018, la chica que acusaba a Bruno borró sus tweets y escribió otros, aclarando que había sido un “malentendido”. El bajista salió a defenderse y a desmentir las primeras acusaciones. También hubo rumores de que Usted señálemelo también escribió una defensa sobre Bruno, y si bien muchos lo sostienen y dicen que estaba en las redes y ya no encuentran esa información, no hay un registro.

Si bien la modalidad de los escraches, y este caso en particular puede ser confuso, la mirada incriminatoria se posó en mí desde el momento en que vi el video y comencé a pensar en la posición de Usted señálemelo en todo ello. ¿Qué rol tiene en este caso? ¿Por qué no habló públicamente? ¿Habría sido peor o mejor? ¿Por qué siguieron compartiendo espacios con Perras on the beach, quienes tienen otras acusaciones por machitos?

Lo cierto es que el sábado a la noche, Usted Señálemelo explotó. Yo, que estaba desde las 16 30 hs en el predio, fui viendo cómo llegaba más y más gente al estadio, sólo para ver a la banda. Me quedé a verlo, para observar qué sentía y cómo reaccionaba la gente. Y sí, también porque musicalmente me gusta lo que hacen ¿Debo sentir culpa por aceptarlo?

Mujeres, chicas, amigas, muchas. Muchas viendo a Usted Señálemelo ¿Desconocerían el caso? ¿Yo estaba siendo demasiado exagerada? ¿A todas nos tiene que causar lo mismo?

Todo este hecho, que en verdad es una excusa para hablar sobre feminismo y si es posible separar al “autor” de su “obra”, es para replantearme, y generar un interrogante sobre ¿Qué lugar ocupamos como feministas en casos como este?

Mi incomodidad pasó por creerle a la piba que había escrachado en Twitter a Bruno Beguerie. Por pensar que la apretaron y que por eso salió a decir que todo había sido un malentendido. Por los dichos de Lucca. Por la posición tibia que tuvo la banda ante un suceso bastante feo y que tuvo repercusión después de la Fiesta de la Cerveza (lugar en el que se llevó a cabo la triste declaración filmada en video)

Mi incomodidad pasa por suposiciones, en este caso, sí. Pasa por construirme bajo el lema “Yo te creo, hermana”. Pasa por estar acostumbrada a vivir en un mundo de machitos que, en el ámbito del rock (y muchos otros, obvio), parecen tener impunidad, o parecían, hasta que las pibas salimos a hablar.

Esto no es un señalamiento a la banda en sí misma. Ni tampoco creo que una actitud convierta a toda una banda en machirulos sin retorno. Es más bien un escupitajo, una bronca dirigida a la horrible sensación de sentir que nos tenemos que acostumbrar a que estas cosas horrendas sigan sucediendo. A no poder sentirnos cómodas escuchando bandas de rock de varones, puesto que alguno o muchos de sus integrantes fueron acusados de abuso, violación, violencia contra mujeres, dichos misóginos. A estar esperando que salga alguna otra denuncia que nos deje sin el placer de oír a los gritos letras de canciones cuyos integrantes, en muchos casos, se jactan de ser “aliados”.

No es un feministómetro, puesto que la realidad es que antes casos así, aún no sé muy bien cómo actuar. Leo, releo, busco más cosas, indago entre mis amigas, discuto sobre qué hacer en esas situaciones, analizo la gravedad caso por caso. Y la incomodidad sigue, porque eso de separar al autor de su obra no siempre me da resultado. Porque ser feminista no tiene recetas, ni debe medirse con una vara, pero sí creo que, al menos, hay que salir a hablar de estas cosas.

Cuando la tibieza me recorre, o cuando siento que estoy tomando decisiones muy tajantes, noto que el hecho de estar pensándolo, y de sentir incomodidad, ya está causando algo. No sólo en mí, sino socialmente. Porque como decía Beauvoir “El feminismo es una forma de vivir individualmente y de luchar colectivamente”.

Mandar a la horca o no, eso creo que debe evaluarse en cada situación particular.  Salir a hablar, y desnaturalizar lo instaurado en un mundo de hombres es, para mí, un acto en el que digo: A ustedes, es a ustedes a quiénes señalo para que sepan de nuestra incomodidad.

[1] Lic. en Comunicación Social – Prof. en Comunicación Social.

Un comentario sobre “A ustedes, los señalo

  1. Muy identifucada con el artículo.A veces siento esa soledad al pensar”no, estoy exagerando”. Y soy grande y docente así que lo converso en las aulas. Muy bueno

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s