“Es sólo ficción”

Por Rosaura Barrios[1]

¡Qué revuelo armó el estreno del Tigre Verón por Canal 13! La nueva mini serie de Polka (con TNT y Canal 13) se estrenó el pasado 10 de julio y su paso por la pantalla no fue silencioso. Durante los días previos y posteriores otros programas se hicieron eco de la intencionalidad de su contenido, algo así como un plan maquiavélico para ensuciar la imagen (como si eso fuera posible) de cierto representante de los/as trabajadores/as.

El mismísimo Jorge Rial propuso via Twitter “¿cuándo van a hacer una ficción sobre un empresario garca, mujeriego, que se pasa de joda, le paga a las modelos para hacer de novias, y negrea a los trabajadores? (…) te la dejo picando Suar, para cuando se agote lo de los sindicalistas”. Y es que no fue inocente el tema central que compete a la serie: el mundo sindical. No sólo eso sino todo ese universo, condensado en el personaje del Tigre Verón en el cuerpo de Julio Chávez, que lo hace con una calidad actoral que hay que reconocerle, por supuesto.

Repasemos: en un contexto donde las cifras de desempleo y extrema precarización laboral son criminales, con un Estado que se retiró y benefició a unos pocos amigos del Presidente, recortes e sectores clave como educación, ciencia y salud, estamos a semanas de una de las elecciones más importantes de los últimos tiempos en nuestro país, un contexto que tensiona cada vez más, expulsa, rompe y hambrea de la mano de este gobierno….aparece en horario central una serie que habla no de las bondades de la representación sindical sino de la corrupción asociada a esa representación.

Ahora bien, ¿es inocente su aparición? ¿Vende desprestigiar a uno de los mayores logros de los y las trabajadoras en la historia argentina? Cuando hablamos de vender no lo decimos en términos mercantiles, lo que se pone en juego no es dinero real sino un bien que es aún más valioso. Se trata de las representaciones, los imaginarios, los estereotipos de aquello que se busca mostrar. Aquello que damos en mencionar en nuestra disciplina como Bienes Simbólicos de circulación masiva, que valen aún más que el dinero, porque son los insumos que van a preparar la tierra para que prenda rápido una semilla, hablando metafóricamente.

Los bienes simbólicos no son otra cosa que el combustible que ayuda a prender la mecha de la intolerancia, del odio, y no funcionan de manera aislada, sino que forman parte de un dispositivo complejo que se asienta sobre bases sociales preexistentes. No inventan nada. Ahora bien, cada tanto aparece la gran frase, aquella que busca arrasar con todo y aplanar incipientes sospechas: “pero sí es sólo ficción”.

Permítanme volver a mencionar que los medios masivos no son entes que trabajan en la nada o sacan temas y problemas de una galera. Al contrario, forman parte de un complejo entramado institucional, un dispositivo que trabaja desde todos los frentes, la semilla que encuentra tierra fértil para extender sus ramificaciones. Los medios siguen siendo ventanas del mundo, siguen siendo la cueva de Platón, la Matrix que parece nunca acabar.

El Tigre Verón resulta que tensa aquel viejo odio oligarca, reflota y exacerba aquellos “feos, sucios y malos”, aquellos que una señora bien se tapa la nariz cuando pasan por al lado, aquel corte de ruta, aquel pedido de trabajo, aquel tufillo a choripán y vino, toma toda esa tierra fértil y la vuelve un producto de circulación masiva. Agarra todo eso y lo condensa en 8 capítulos para transitar por canal 13, TNT y Cablevisión flow.

Los medios y su sociedad convivimos en un diálogo constante de retroalimentación, donde es difícil acceder al origen de la idea, del imaginario, de aquello que se busca rastrear. Un eslabón más de la cadena infinita de diálogo. ¿Es acaso el Tigre Verón una apuesta política fuerte del grupo Polka? Sin dudas. Ahora bien, ¿busca influenciar? ¿Busca torcer el rumbo de las urnas?  No lo sé.

De lo que sí estoy segura es que actualiza fantasmas, miedos, odios clasistas, oligarcas. No es casual la cantidad de símbolos peronistas asociadas a una cuasi figura mafiosa a lo Tony Soprano, que hacen del referente frigorífico representante de los y las laburantes. Cargada de estereotipos y clisés, dan la ilusión de seguridad de que “esto es así” ¿no? Reafirman algo que ya “todos sabíamos”. Y así operan los medios, sobre el sentido común, y lo refuerzan una y otra vez. Nutriéndose de odios, de amores, de sexo, de sueños, de ilusiones.

Muchas veces me corren con eso de que “es sólo ficción”. No Mabel, no es “sólo ficción”. Resulta que la ficción no sale de un repollo atómico, la ficción se asienta, toma forma, se encuadra en ciertos parámetros reales (como si tal cosa fuera tan fácil de nombrar pero supongamos que sí) La ficción juega con efectos de realidad que producen cierto grado de veracidad en lo que está proyectando. De no contrario, no se hubiese armado semejante bardo con su estreno.

No crea que tengo la posta de esta historieta, pero me dedico a analizar lo que sucede en nuestra sociedad y para comprender qué sucede miro lo que transcurre en los medios masivos de comunicación. Si bien esa fotografía caricaturesca no me indica qué sucede exactamente, me provee de algunas pistas y márgenes para “ver” qué hilos juegan y operan. Para comprender qué pasa a nivel social debo cruzar varias variables pero de seguridad los medios me facilitan algunas representaciones de por dónde va la mano.

No es cualquier violencia la que se legitima, no es cualquier delincuente, son los delincuentes pobres (véase el Marginal), no es cualquier corrupto, son los sindicalistas (véase El Tigre Verón), y así podemos seguir, no se legitima cualquier cuerpo ni identidades sexo afectivas (véase Show Match).

Para terminar, propongo un ejercicio sencillo, crucemos contexto social, política pública (a quién sanciona el Estado, dónde va su presupuesto, a quiénes beneficia) con el tipo de contenido que emite la televisión por aire (cable en el interior del país). El resultado les sorprenderá.  O no.

[1] Dra. en Comunicación. Docente, investigadora de la Universidad Nacional de Misiones. CONICET. Investiga temas en relación a la violencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s