El Muralismo Mexicano como alfabetizador cultural Americano

Por Darío Gomez*

 

dario gomez

Autor: Jorge González Camarena.
Medidas: 4.20m.de alto x5.10 m de ancho.
Material y técnica: acrílico sobre madera forrada de tela.
Localización: Sala 2Museo Nacional de Historia. Chapultepec. México.

 

Este mural representa el proceso de conquista y liberación de América. El color rojo de la sangre derramada es impactante  y predomina en toda la obra. Vemos de izquierda a derecha una síntesis de los elementos como los barcos con los que llegaron y su tecnología militar, representada en la armadura y el caballo. En el centro observamos el choque de culturas con mucha violencia, que supone la ferocidad de la conquista por intermedio de la coerción y la resistencia de los originarios de América, representada por ese guerrero con armadura de plumas y cabeza de águila emparentando a los dioses de las culturas Americanas.

La diversidad de los pueblos americanos la notamos en la parte superior derecha, con varias banderas diferentes, y  símbolos como la corona de plumas a la derecha. Lo que más llama la atención es la construcción en madera como de una “escalera” o “base” que va subiendo hasta el soldado invasor, como muestra de la construcción que llevo derrotarlos para lograr la emancipación. Ahí aparecen, más arriba,  manos con lanzas atacando al europeo junto al guerrero con cabeza de águila en proceso de tirar al soldado invasor del caballo. 

La conquista llega  casi de casualidad a las islas de América en donde confluían distintas culturas, algunas de ellas grandes imperios y otras comunidades, algunas nómades, que habitaban desde innumerables cantidad de años en estas tierras con una cosmovisión de la realidad totalmente diferente a la Europa de la época.

El exterminio de la cultura y de los imperios, así como también el genocidio, sometimiento laboral y conversión a la religión Europea, hizo que en solo 300 años  las revoluciones que ponen fin a este proceso de predominio español fueron pensadas, paradójicamente, por  una de las castas resultantes del proceso de colonización; los criollos. Una clase medianamente acomodada y con fundamentos filosóficos, políticos-económicos y conocimientos militares europeos (los pensadores Roseau, Smith, Ricardo, son estudiados hasta hoy en las escuelas de Argentina). Los criollos fueron y son parte esencial del llamado “pacto colonial”. 

La división internacional del trabajo basado en la revolución industrial ayuda a establecer un nuevo orden mundial de producción basado en el capitalismo que genera el libre mercado de posición liberal ayudando a las castas criollas a pensar en la emancipación euro centrista y el nacimiento de Estados-Nación.

Esto esta demás justificado, y lo vemos claramente en la independencia de Haití, la cual es realizada por esclavos provenientes de África, llegados por medio de los esclavistas europeos con mercados en América. En las Provincias Unidas del Río de La Plata tenemos el ejemplo de Martin de Alzaga quien fuera una persona muy importante en la gesta de  la resistencia a las Invasiones Inglesas y la semana de mayo, siendo el extranjero y esclavista.

La emancipación Americana supuso una nueva forma de dependencia pos colonial a manos de Gran Bretaña y posteriormente a manos de la nueva potencia, Estados Unidos, con la Doctrina  Monroe como un nueva forma de pacto colonial y la supremacía de pensamiento Liberal como doctrina Mundial de los motores económicos que generan la hegemonía actual. 

Los héroes revolucionarios criollos: Martí, Bolívar ,San Martin, Belgrano, Moreno y Castelli y así como también Túpac Amaru II y los suyos, tenían una visión de una emancipación mayor que solo la territorial y económica. Fueron “cómplices”, inocentemente si se quiere, de la conquista liberal en América y su balcanización (si pensamos a América como un bloque política y socialmente homogéneo ), cosa que nunca existió, ni siquiera en épocas anteriores a la conquista que apreciamos en el mural debido a su diversidad.

Para finalizar, vale una reflexión surgida del estudio de estas clases. La emancipación fue realizada por liberales pensando en el mercado por sobre las personas, por lo cual es necesario volver a pensar una emancipación cognitiva para establecer si es aún posible concretar el sueño de una Patria Grande. O tal vez es tiempo de cerrar las fronteras y construir, revisando la historia, una nueva Nación basada en la independencia económica, la soberanía política y la justicia social.

*Profesor de inglés

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s