María Julia y Noticias: algo más que una “tapa bonita”

Por Mauro Sergio Basiuk[1]

            – ¿Estás arrepentida? – le pregunta la conductora del programa del mediodía de Canal 9 Libertad mientras hojea el ejemplar de la revista.

            – No estoy arrepentida de la foto. Creo que todos tenemos derecho a una cuota de frivolidad de cuando en cuando – le responde ella, llevándose su mano al pecho.

Una foto puede ser el símbolo de una época. Es decir, a partir de lo que vemos en ella podemos establecer relaciones que nos lleven a pensar en otra cosa y a dilucidar modos de ejercer una práctica o un acto. Esta interpretación excede a los hacedores de la imagen, a las intenciones o proposiciones buscados. Trasciende el tiempo y el espacio en que esa imagen se cristaliza para representar, en este caso a un modo desembozado del poder, expuesto, sin tapujos.

La imagen a la que hacemos referencia es austera en sí. Un fondo negro, una mujer de 48 años que sonríe exhibiendo sus dientes superiores. Lleva el pelo levantado, está sentada y mira hacía la cámara envuelta en un tapado de piel dejando descubierto su hombro derecho.

La retratada era “la mujer más mirada del país” y podría pensarse que se trataba de una “diva” o celebridad de cine. De hecho, la prenda que usa para cubrir su cuerpo pertenece a Graciela Borges, una de las actrices con más presencias en el cine argentino, y el fotógrafo a cargo de la sesión es Osvaldo Dubini, experimentado en colocar su lente en Siete Días, revista de Editorial Abril que cada verano propiciaba el concurso, hoy anacrónico, Miss Siete Días.

La foto en cuestión se tomó en Las Leñas y resonó en la tapa de otra publicación, el 22 de julio de 1990, distribuida en copias a las editoriales de todo el país para que se magnifique la dimensión de su contenido. “Te voy a hacer pensando que sos del ambiente artístico”, contó Dubini en una entrevista de 2011 en Crónica TV acerca del backstage de aquella tapa de una revista que, en marzo, ya se había referido a la fotografiada como “La malquerida”. Eran tiempos de menemismo. También de vacaciones de invierno y centros de esquí.

“Cada vez que decide provoca polémica” era parte del texto que acompañaba su rostro, todavía sin ser anclada mediática en cierto erotismo, apenas la palma de una de sus manos en el mentón, la sonrisa torcida y la mirada extraviada, difusa la frontera entre heroína de telenovela y funcionaria pública. Porque si había un motivo por el cual ocupaba la tapa era por su rol de funcionaria a cargo de una tarea importante para la gestión que integraba. Ingeniera de profesión e hija de Álvaro Alsogaray, conocido hombre de la política, de hecho, ya había sido Diputada por el Partido que él, su padre, fundó en 1982. la Unión del Centro Democrático (UCeDé).

Los inviernos más fríos

“Hay que pasar el invierno” es una frase que, amargamente como la foto que evocamos, también logró superar su contexto histórico. La pronunció Álvaro Alsogaray en 1959 ante las cámaras de Canal 7, tras asumir por presión militar como Ministro de Hacienda de Arturo Frondizi, decretando un ajuste sideral. Luego Ministro de Economía en el mandato de José María Guido en 1962, fue un amplio difusor del ideario liberal y anti-Estado en nuestro país. El Ingeniero –modo que se usa para reforzar el peso de una opinión-, supo ser hombre de consulta de distintas publicaciones, entre ellas Revista Gente de Editorial Atlántida.

A través de sus páginas se presentó, el 25 de mayo de 1972, a su hija mayor de 28 años: Hacía tres meses que se había recibido de Ingeniera Industrial, pensaba dedicarse a la política, tenía un frustrado encuentro con Perón y confesaba tener miedo a los atentados que podría recibir su padre. “Mi papel será el de una mujer que está detrás de la causa de un hombre”, se destacaba en la bajada de la nota redactada por Renee Sallas quien, a su vez, citaba a una abuela suya para cerrar la nota: “Como diría mi abuela tener 28 años, un padre polémico y mucho miedo son tres estupendas condiciones para aprender a vivir. Y en eso está”.

A la usanza de un polirrubro o almacén de ramos generales, en ese amplio abanico de notas que iban de la política a la sociedad, los deportes (sea fútbol o ajedrez) y el espectáculo, Gente podía ver una competidora en Siete Días. Sin embargo, no tuvo rival directa hasta la aparición en el mercado de La Semana, publicada entre noviembre de 1976 y octubre de 1989, por la naciente Editorial Perfil fruto de la fusión entre Linotipia Fobera de Alberto Fontevecchia y la editorial de su hijo, Jorge, quien por entonces contaba con 21 años.

Las noticias más nuevas

A los 34 años, Fontevecchia decidió vender las Revistas Mía y Semanario publicadas en Brasil e invertir ese capital en un nuevo news-magazine que reemplazaría a La Semana. La expresión es deudora del periodismo norteamericano de revistas como Time y ya había tenido exponentes en el país como Primera Plana en los 60s, El Periodista, de Ediciones de la Urraca, en los años 80s o Somos de Atlántida, editada entre 1976 y 1993.

Esta prioridad en los textos sumado a la combinación de investigaciones con columnistas fuertes e impacto periodístico fue el pleno que Fontevecchia decidió apostar, con una impresión a todo color y en papel ilustración. Su nombre: Noticias de la semana. El número inicial salió, coincidiendo con la caída del Muro de Berlín, el 12 de noviembre de 1989 con 100 páginas a un precio de 1500 Australes. La primera tapa de Noticias no incluyó fotografía, sino una ilustración monumental de las letras B y B, una quebradiza y la otra firme, en alusión a los problemas y soluciones que debía sortear el plan iniciado por Bunge y Born, principal cerealera y exportadores de granos cuyos dueños estaban al frente del Ministerio de Economía del Gobierno presidido, desde julio, por Carlos Menem.

Pese al pomposo lanzamiento, a los cuatro meses, con una línea editorial volátil resumida en portadas que iban desde Batman y “La Lambada” hasta la lupa sobre el sindicalismo y la crisis monetaria, el futuro de la publicación se encontraba en un punto ciego. A fines de marzo de 1990 la revista llevaba vendidos 12.700 ejemplares, según reseñó uno de sus directores Gustavo González en el libro Noticias bajo fuego. Mientras la publicación seguía buscando su destino editorial, centrándose en los corrillos de la separación del Presidente y Zulema Yoma, el propio Menem apelaba al carisma en recorridas por canales de televisión aún en manos del Estado, recibiendo los tributos de esa correspondencia, jugando con cierta imagen de seductor. Esos mares surcaban cuando llegó a los escaparates de los kioscos, el número 708 (la suma que realiza Noticias incluye a los números editadoscomo La Semana), que sería un quiebre para el futuro de la revista.

Las fiestas más largas

“El 8 de octubre de 1989, el liberalismo era una fiesta: María Julia festejaba sus 47 años con 1300 invitados en el Alvear. Menem no fue. Pero esa ausencia no fue un castigo: ya le había hecho un regalo de cumpleaños anticipado poniéndola a cargo de la privatización de ENTel”, rememoraron en Noticias del 04/12/1999. “Hasta entonces, Adelina Dalesio de Viola -su contendiente dentro de la UCeDé- era la mujer más popular y sexy de la política nacional. María Julia decidió acabar con su rol de ‘Alvarita’ y comenzó a vestirse con ropas ajustadas y escotadas y de colores llamativos, que la convirtieron en una belleza otoñal diseñada por Ines Ricur”, señalaron Lucila Diaz Castelli y Daniel Guebel en su crónica sobre el protagonismo decidido por María Julia Alsogaray que resumiría el ítem “fiesta menemista” de ostentación y lujo mientras la desigualdad social se incrementaba.

“Reina pero no gobiernafueron las cuatro palabras que acompañaron aquella foto. La bajada, mientras tanto, prometía más de lo que daba: “María Julia y su ‘romance’ con el Presidente. En la nota, el periodista Gabriel Pandolfo reflejaba el mérito de la conversión: “De figura seria y antipática a su imagen de seductora y alegre mujer madura, matizada con rumores de romances que incluyen al Presidente”. Asimismo, se adjuntaba también un paper de dudosa procedencia que servía de sostén al contenido que puso, en primer plano, a quien era la Interventora de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (ENTEL), en proceso de venta en el marco de la denominada Reforma del Estado iniciada por el presidente electo por el Partido Justicialista.

Para noviembre de 1991, María Julia Alsogaray era Secretaria de Recursos Naturales y Ambiente Humano y “La favorita del rey” en una secuela de “La Malquerida”, modo al estilo telenovela con que Noticias presentaba a los contertulios del poder político, diluyendo la frontera de la tarea pública y los actos privados. ENTEL ya había sido vendida a Telefónica de España, convirtiéndose en una privatización emblema de los beneficios que traería al ciudadano-consumidor la colosal transferencia de capital realizada del sector público al sector privado.

María Julia falleció el 24 de septiembre de 2017. Antes de dejar la función pública el 10 de diciembre de 1999, ya era la funcionaria con peor imagen pública y luego, en el llano, había sido llevada a Juicio por distintos delitos de corrupción en cinco oportunidades, siendo condenada tres veces.

Noticias, por su parte, sigue editándose cada sábado convirtiendo como una marca sus tapas en un reflejo cínico, trágico y de irregular gusto desde aquel primer giro: una tapa que encaminó a la publicación a su puerto de lectores. A partir de allí, sigue planteándose en un rol cuestionador por deporte, privilegiando, cotillón más que sustancia, la frivolidad farandulera más que la sobriedad informativa.


[1] Licenciado en Comunicación Social (UNLP) – Estudiante Tecnicatura Superior en Administración de Documentos y Archivos (ISFTyD 8)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s