Experiencias de cuidados comunitarios en tiempos de Pandemia en Cuartel V-Moreno

Por Gonzalo Fernández[1]

“El equipo se puso la olla al hombro. Pusimos el cuerpo más allá del peligro.
La comida tiene un gusto a batalla, sabor colectivo y solidario”

Anabella, Educadora Popular. (Centro Comunitario El Negrito Manuel)

El presente artículo se basa en hacer visibles las experiencias comunitarias que se llevan a cabo en diversos barrios de Cuartel V-Moreno. Experiencias que dan cuenta del gran desafío a las organizaciones sociales y comunitarias, que es la de reinventarse en sus prácticas cotidianas y generar diversas estrategias socio-alimentarias y sanitarias para sostener los espacios en los territorios ante el agravamiento de las problemáticas sociales y el aumento de las demandas que emergen o se intensifican en el contexto actual.

Las experiencias que se expondrán son relatos de referentes de organizaciones sociales y vecinos de los barrios. Aportes que conlleva realidades semejantes en cuanto a las vivencias particulares y colectivas de los barrios de Cuartel V.De esta manera, pretendo realizar un análisis de los roles que tienen las organizaciones comunitarias y sus actividades, acompañadas de los métodos de prevención y protección sanitaria adecuada al contexto particular.

Cabe destacar que, se profundizará el análisis en la participación vecinal en los espacios en territorio, en la comunicación y dialogo que poseen los referentes con sus respectivos vecinos visibilizando y accionando ante un abanico de problemáticas y emergentes.Las experiencias anteriormente mencionadas, serán en clave conceptual desde la categoría de Cuidado, desarrollando una trama teórica desde diversos autores y pensadores, en pos de que nos permita interpelar nuestras prácticas cotidianas y profesionales en el contexto de pandemia.

Reinventarse en la construcción de prácticas de cuidados

En la historia de la Localidad de Cuartel V ha dejado huellas la construcción permanente con el otro y para el otro, teniendo un rol protagónico las organizaciones sociales en cuanto a la generación de prácticas concretas que aborden el auge de problemáticas sociales complejas.

Reinventarse, no es una palabra desconocida. El día a día conlleva re pensar las practicas y la intervención comunitaria ante la gran diversificación de demandas que emergen en los territorios. En el hacer cotidiano con el otro, se generan lazos sociales que se intensifican ante situaciones de crisis, por lo que, el accionar concreto de las organizaciones barriales es intentar dar respuesta a las demandas que emergen y que el Estado muchas veces, se encuentra ausente en su intervención.

Las organizaciones sociales en su accionar llevan a cabo prácticas de cuidado, entendiéndolas, desde el pensamiento y conceptualización de Leonardo Boff (1999) a partir de la Teología de  la  Liberación, quién refiere que: “en  la  etimología  de  la  palabra  cuidado la  define  como  la  actitud  de desvelo, solicitud, diligencia, celo, atención y buen trato hacia los otros. La persona sale de sí y se concentra en el otro, con desvelo y atención (De Paula, 2016, 43).

“Poner el cuerpo” en el territorio, es una forma de construcción permanente con el otro, generando estrategias de intervención social desde un posicionamiento común y colectivo ante la situación de pandemia.Pensar en el hacer común es posicionarse desde “la voluntad de vivir” (Duseel 2009), entendiendo que “no puede existir sin el cuidado, porque las personas no tenemos cuidado, sino que “somos cuidado”. En este sentido, podemos decir que “nuestra voluntad de vivir es voluntad de cuidado, de encontrarnos y reconocernos en otros. Sin cuidado no hay posibilidad de permanecer en la vida humana” (De Paula, 2016, 44).

Desde estas dos visiones conceptuales, se puede señalar que las organizaciones y sus referentes son fundamentales para llevar a cabo prácticas de cuidado en el territorio poniendo énfasis en la “voluntad de vivir”. La reproducción ampliada de la vida, como perspectiva teórica y práctica complementaria al posicionamiento de Leonardo Boff y Enrique Dussel, hacen que lo social, en clave territorial, sea considerado esencial para sostener, contener, acompañar y ser el soporte de los barrios ante las necesidades básicas y demandas que se profundizan.

En el presente clima de época, nos reinventamos como referentes de las organizaciones sociales, sabiendo que la historicidad es fundamental para concebir la realidad cotidiana.  Es por ello que, entendemos que“se generaron las condiciones de posibilidad para el surgimiento de prácticas comunitarias de cuidado, desarrolladas en el marco de grupos y organizaciones comunitarias.  Por ejemplo, se evidencia el surgimiento de organizaciones populares tales como: comedores comunitarios, jardines maternales comunitarios, centros de día, casas del niño, centros de jóvenes, etc.” (Ierullio, 2013, 6).

Lo cierto es que la historicidad que caracteriza a la Localidad de Cuartel V, genera un arraigo fuerte en las prácticas solidarias y cooperativas, que surgieron al crearse y formarse los primeros barrios. El espíritu solidario acompañado de fuerza de voluntad, empatía y ternura de los referentes sociales y comunitarios, genera una nueva esperanza en el hacer y sentir. De allí, surgen las redes que se tejen día a día y que son el soporte para las familias de nuestra comunidad, partiendo desde el cuidado hacia el otro.

Los territorios se construyen continuamente en base a la generación de redes entre diversos actores sociales que lo transitan.  Los mismos son partes activos de la generación de entramados sociales que confieren un carácter de invención necesaria para la transformación social. Las organizaciones sociales que abordan las problemáticas alimentarias en los barrios se encuentran en un desafío constante por la incrementación de familias que asisten.

Es así que, visibilizan este incremento como un conflicto y tensión, ya que la cuestión alimentaria pasó a ser una problemática que se complejizó desde el inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO). Así lo expresa Yesica Castelani, referente del Centro Comunitario El Negrito Manuel, ubicado en Barrio Los Cedros: “Unos de los conflictos que se agravo es la situación alimentaria. Nosotros en el Centro El Negrito Manuel tenemos almuerzo y cena para los beneficiarios del mismo, con un total de 550 viandas diarias.  En las dos primeras semanas del aislamiento no sufrimos un incremento de personas que se acercó a pedir la comida o cosas, pero si estas dos últimas semanas, sobre todo en la cuestión alimentaria, hemos hecho un registro de familia nuevas, con un total de 62 familias que se incorporaron con un promedio de 2 a 6 hijos por familia” (Yesica-Centro Comunitario El Negrito Manuel).

Cabe mencionar que, la cuestión alimentaria es unas de las diversas necesidades que atraviesan a los barrios en tiempo de cuarentena, pero a su vez, otras dificultades emergen y se profundizan en el quehacer cotidiano.Sonia Silva, referente del Comedor Santa Rita del Barrio El Milenio manifiesta que: “Se visibiliza en cuanto al conflicto un aumento de precio de los productos de los comerciantes, la demanda de personas y familias en los comedores, la imposibilidad de ir a trabajar. Personas que tenían un trabajo formal e informal y ahora no se encuentran trabajando, la falta de medicamentos para enfermedades complejas, la imposibilidad de realizar las órdenes medicas ya que los hospitales se encuentran cerrados o las Unidades Funcionales no se encuentran abiertas para la atención al público. Las personas no están pudiendo retirar recetas medicas” (Sonia Silva-Comedor Santa Rita).

Entendemos que “las estrategias de cuidado y las alimentarias se encuentran entrelazadas en la práctica cotidiana, precisamente porque las demandas de cuidado y alimentarias en contextos de pobreza se encuentran absolutamente imbricadas (Zibecchi, 2020). Todos los relatos de las referentes expresan el quehacer cotidiano, abordando la problemática alimentaria en las barriadas, dando visibilidad a la importante tarea en el territorio. Y de esta manera, se posicionan de la idea de que pensar en el otro es reconocerlo como sujeto con derechos, es llevar a cabo prácticas de cuidados que en tiempos de crisis o emergencia sean de contención y acompañamiento.

Cuidar(nos) como responsabilidad colectiva y política

En Cuartel V, existe un Consejo de Organizaciones Sociales que históricamente nuclea un aproximado de 30 organizaciones sociales que trabajan en los territorios y sus respectivos barrios. Desde las prácticas concretas y cotidianas, consideramos que cuidar (nos) es una responsabilidad colectiva y comunitaria, como así también, una práctica sumamente política. Cuidarnos desde la ternura y el hacer, constituye procesos de enseñanzas y aprendizajes mutuo con el otro, ya que nos posicionamos como una totalidad por sobre el individualismo tan presente en este contexto.

En la unión de los referentes y organizaciones, subyace una cosmovisión del mundo-territorio-barrio que es desde una perspectiva integradora e inclusiva. Organizar los comedores, merenderos, ollas populares, bolsones de alimentos para las familias aisladas por COVID-19, realizar acompañamiento y contención telefónica a las mismas familias y llevar a cabo campañas de vacunación para niños, niñas y personas mayores, campañas de promoción, prevención e higiene y realización del Detectar comunitario, son algunas de las acciones que desempeña el Consejo desde su descentralización continua en los barrios por medio de los referentes comunitarios.

Ahora bien, en tiempos de pandemia, las prácticas de cuidados comunitarios se intensifican, pero cabe aclarar que, existieron siempre en el andar de las actividades comunitarias y territoriales. En cuanto al cuidado desde estrategias sanitarias, en el Barrio Parque del Oeste, la Referente y Hermana Valery manifiesta:“En cuanto a la salud y prevención, como al barrio no llego el programa Detectar, tuvimos una donación de Caritas para el insumo de tomado de fiebre para los vecinos donde lo hacemos todos martes, jueves y sábados”.

Similares medidas de prevención y Detectar comunitario se reprodujeron en el Barrio Los Hornos con el accionar y organización vecinal para obtener un mapeo socio-sanitario de los barrios y alrededores.Llevar a cabo el cuidado con los otros es un posicionamiento teórico, conceptual y de apostar a la Reproducción Ampliada de la vida. Es por ello que, “el término cuidado alude a los elementos físicos o simbólicos que permiten a las personas sobrevivir en sociedad” (Sanchis, 2020, 10).

Cuidar (nos) nos permite sobrevivir en tiempos de crisis, pero también nos permite vivir, sabiendo que nuestra conducta que se explaya en tiempos complejos, genera un sin número de significaciones con y para el otro. La palabra, la contención, el acompañamiento y el dialogo, cargado de empatía y ternura son elementos constitutivos del cuidado.

Desde el accionar del Consejo de Organizaciones sociales, se genera articulación necesaria con el Municipio de Moreno con el fin de hacer visibles las problemáticas de los barrios e incidir en la implementación de políticas públicas en el territorio.Ahora bien, en este contexto particular, la irrupción del cuidado en la agenda pública y estatal debe ser primordial y fundamental. Lo cierto es que, el cuidado comunitario es esencial para poseer una cartografía de nuestros barrios en cuanto a la prevención del covid-19.

Desafíos comunitarios en tiempos de COVID-19

Sumergidos en el contexto actual de pandemia, las organizaciones sociales se plantean como objetivo clave el fortalecimiento de las redes construidas, siendo de total importancia para la implementación de nuevas estrategias socio-alimentarias y sanitarias en el territorio.El día a día es un desafío constante, es el hacer cotidiano que marca el camino a las organizaciones, disponiendo del tiempo, dedicación, responsabilidad y compromiso hacia el otro.

En tal complejidad, consideramos pertinente construir desde la empatía y ternura, concepciones cargadas en términos político que direcciona nuestras prácticas e intervenciones.A su vez, fortalecer lo comunitario es generar canales de diálogo y comunicación entre los referentes nucleados en el Consejo de Organizaciones Sociales de Cuartel V.

Hoy en día, trabajar en la “primera línea” tomando las precauciones sanitarias y de higiene adecuada, es apostar a la vida y a su reproducción ampliada, no perdiendo la fe en el horizonte que vendrá, signado por diversas incertidumbres pero con la fuerza y el afianzamiento necesario para enfrentarlas.

Cabe destacar que las organizaciones sociales poseen el desafío de reinventarse continuamente, como así también, los dispositivos que implementan en el abordaje de problemáticas emergentes.En tiempos de COVID-19, el hacer muchas veces se limita, pero es importante destacar que, el dinamismo en las intervenciones territoriales hace que el pensar en el otro, sea una acción concreta, posicionados en el cuidado comunitario.

Bibliografía.

  • De Paula, Celina. Año 2016. “Sobre cuidado, intervención profesional e instituciones”. Revista Política Social. Universidad Nacional de Moreno. Numero 4.
  • Entrevistas abiertas realizadas a Referentes de Organizaciones Sociales de Cuartel V. Año 2020.
  • Ierullo, Martín. Año 2013.“Prácticas y sentidos asociados a las experiencias comunitarias de cuidado de niños/as y adolescentes en el Área Metropolitana de Buenos Aires (Argentina)”. Scripta Ethnologica, vol. XXXV, pp. 93-108 Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas Buenos Aires, Argentina
  • Sanchis, Norma. Año 2020.  “Ampliando la concepción de cuidado: ¿privilegio de pocxs o bien común?” En: “El cuidado comunitario en tiempos de pandemia… y más allá”. Asociación Lola Mora. Buenos Aires.
  • Zibecchi, Carla. Año 2020.“Cuidar a los chicos del barrio: trabajo comunitario de las cuidadoras, expectativas y horizontes de politización en contextos de pandemia”. En: “El cuidado comunitario en tiempos de pandemia… y más allá”.  Asociación Lola Mora. Buenos Aires.

[1]Licenciado En Trabajo Social

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s