¡Charly Conducción!

Por Cristian Secul Giusti[1]

“El mejor productor del universo es Charly García”, dijo el guitarrista de Aquelarre, Héctor Starc. Y agregó, además: “Entra al estudio y dice: ‘bueno, acá el bombo le sacan el parche, acá me ponen otro y otro, traeme un Whisky, esto lo ponemos al revés’… Eso es ser productor: lograr que algo salga florecido adelante”. No se equivocó. García es un productor arremolinado y también ordenado. Y lo fue más aún en la década del 80, cuando arrancó su etapa solista y profundizó el vínculo con las agrupaciones que le dieron un nuevo sonido a la transición democrática. De Los Abuelos de la Nada a Los Twist, de GIT a Suéter y Fabiana Cantilo. Cinco momentos, cinco escenas, cinco producciones del rey de la cruz del sur.

***

Luego de escuchar el demo de “No te enamores nunca de aquel marinero bengalí”, Charly García se mostró interesado en producir a Los Abuelos de la Nada. Tras la aceptación de al banda, la nueva formación liderada por Miguel Abuelo (voz) e integrada por Cachorro López (bajo), Daniel Melingo (saxo), Gustavo Bazterrica (guitarra), Polo Corbella (batería) y Andrés Calamaro (teclados), entró a grabación a mediados de 1982.

Detrás de los controles, el bicolor dirigió la intensidad musical, sumó coros en “No te enamores…”, incentivó a Bazterrica y Calamaro para que incluyeran “Sin Gamulán” y “Tristeza de la ciudad” en el repertorio, y priorizó las letras más esperanzadoras. “Cuando me dijeron que Charly iba a producir un disco, no comprendía la función del productor. Pero fue genial. Totalmente brillante, entendió todo. Me marcó mucho”, dijo Cachorro López, quien también formó parte de la banda de Charly durante un breve tiempo y participó de Hotel Calamaro, debut solista de Calamaro, también producido por el ex Sui Generis en 1984.

Meses después, García acompañó el show de Los Abuelos de la Nada en el Teatro Coliseo y los invitó como teloneros de su histórico recital solista en el estadio de Ferro. Entró en limusina y con la certeza de estar en el mejor momento de su carrera. Estaba en lo cierto.

***

Entró al pub, tomó unas copas y vio en acción a Los Twist. Quedó fascinado. Semanas después, le dijo a Pipo Cipolatti (voz y líder) que quería producir el disco debut de la banda. Con total emoción, el músico dijo que sí, aunque suponía que todo quedaría en la nada. El resto del grupo (Fabiana Cantilo, Daniel Melingo, Polo Corbella, Gonzalo Palacios, Eduardo Cano) estaba en la misma. Sin embargo, contra todos los pronósticos, García los contactó y Los Twist grabaron La dicha en movimiento en solo 29 horas y media. “Hicimos todo. Les pedí que tocaran todo el repertorio de corrido, un tema atrás del otro. Una vez que terminaron, les dije ‘váyanse’. Ahí lo mezclé, llamé a los que hacían falta. Yo puse un tecladito, alguna viola. Fabi (Cantilo) cantó divina”, dijo Charly años más tarde.

“Fue una de las etapas más divertidas de mi vida. Algo mágico. No entendíamos nada y nos sorprendió que accediera a grabar con un grupo desconocido. Un buen visionario”, destacó Fabiana Cantilo. El disco se instaló rápido en las radios y los boliches. “Pensé que se trataba de cieguitos”, “Ritmo Colocado”, “El primero te lo regalan, el segundo te lo venden” y “Cleopatra, la reina del twist” fueron los temas con más rotación.

“Los Twist fueron una delicatessen minoritaria, que tocaba para unos cuantos entendidos que sabían encontrarlos en el Mágico Parque Genovés o en el Einstein, con (el artista) Geniol armando quilombo y Luca Prodan colgándose de las arañas como en las películas para defender a Pipo”, resumió Cantilo.

***

Tras acompañar a Raúl Porchetto en los discos Metegol (1980) y Televisión (1981), Pablo Guyot (guitarra), Willy Iturri (batería) y Alfredo Toth (bajo y voz) trabajaron con el ex SerúGirán durante la era Clics Modernos (1983) y Piano Bar (1984). Y entre recital y recital, también desarrollaron un proyecto que tomó las iniciales de sus respectivos apellidos (GIT) y salió a la escena como un trío al estilo ThePolice. Con algunas canciones armadas, ensayadas, muy pulidas, viajaron a Ibiza y grabaron su debut con García como productor.

Ese primer álbum fue el reflejo de un momento en el que Charly, como productor, corrigió detalles, echó a rodar algunas canciones en su presentación en vivo (“Aventura nocturna”, por ejemplo) y le aportó toda su experiencia para que el sonido del grupo fuera más potente, compacto y definido. La canción “La calle es su lugar (Ana)” es aún hoy la más conocida del álbum y, además, una de las más importantes del trío.

“Éramos unos locos de mierda”, se sinceró Iturri. “Para ese álbum trabajamos muchísimo y durante un año entero. Por eso, el sonido logrado tiene que ver con cómo sonábamos nosotros en vivo en ese momento. Lo grabamos muy rápido. Creo que Alfredo cantó todos los temas en una sola jornada y lo mezclamos durante toda la siguiente, después de estar dos o tres días sin luz”, detalló Guyot.

***

20 caras bonitas (1985), el tercer disco de Suéter, se grabó inicialmente sin productor, bajo la mirada un tanto inabordable de los integrantes de la banda: Miguel Zavaleta (Voz y teclados), Gustavo Donés (Bajo, guitarra y coros), Jorge Minissale (Guitarra y voz) y Pato Loza (Batería). Por ello mismo, cuando Charly se hizo cargo de la producción y vio que el grupo tenía una cantidad desordenada de canciones, tomó la decisión de hacer recortes y repensar el rumbo. Así, sin demasiados prólogos, le dijo a Minissale: “Lo lamento. Estos temas tuyos… son de otro disco, che”.

“Cuando Charly se puso a escuchar, me saltaron todas las alarmas. Me dijo eso; los eliminó, y se cayó todo mi castillo de naipes. No fue nada fácil; por cierto, me costó muchos psicólogos. Quizás otro productor habría retrabajado aquel álbum, pero hay que entender que Charly no tenía afinidad conmigo, sino con Miguel (líder de la banda), lo cual estuvo perfecto”, recordó el guitarrista.

Sin García se grabaron alrededor de 18 canciones y de estilo completamente distinto. Ya con el bicolor al mando, se le dio un ordenamiento a las composiciones y se priorizó una estética musical para enderezar el destino. “Hay canciones que me gustan y la mano de Charly se nota brillante por momentos. Es un grato recuerdo de aceptación popular lo que no es poco”, subrayó Zavaleta.

El disco explotó en las radios y generó un alcance masivo para Suéter. “Él anda diciendo” y “Vía México” se convirtieron en éxitos instantáneos, y la versión de “Jugo de Tomate Frio” (Manal, 1970) le dio un nuevo cariz al rock argentino: más vinculado con el pop y la sonoridad de teclados.

***

Luego de abandonar Los Twist, Fabiana Cantilo decidió iniciar su carrera solista. Pensó en orientarse al Folclore, pero García le dijo que ella tenía que tocar rock. “¿Folclore? No, ya está Mercedes Sosa”, le dijo. “Yo te voy a acompañar a rockear”, le aseguró. Ante esto, Cantilo no lo dudó: “Cuando Charly te dice ‘te voy a hacer un disco’, ni lo pensás, obvio. No elegí las canciones yo. No le iba a discutir. Después sí le discutí. Yo iba de la disco al estudio y del estudio a la disco”.

Las sesiones de grabación de Detectives se llevaron a cabo durante gran parte del año 1985. El material contó con composiciones del bicolor, Fito Páez (pareja de Fabiana), Isabel de Sebastian (integrante de Metrópoli junto a Ulises Butrón) y Luis Alberto Spinetta. “Detectives” fue la canción de mayor circulación. Si bien el tema compuesto por García no era del agrado de Cantilo, ella decidió grabarlo igualmente. “O sea, es un lindo tema, pero no me mataba. Al ritmo lo veía medio encajado en un patrón, a diferencia de otras canciones que hizo para el disco”, señaló. 

A diferencia, la cantante siempre se declaró fan de “Amo lo extraño” y “Tu arma en el sur” (también de Charly). Y sobre esta última canción, remarcó: “Es mi tema favorito del disco. Tiene un swing maravilloso. Charly grababa primero mi voz y después armaba todo alrededor. Me sentía cómoda grabando con él, porque no era muy estricto. Es un excelente productor. Me apreciaba de verdad”.

“Aventura nocturna (Sombras negras)”, de GIT (editado en GIT, 1984).
Interpretación realizada en el programa “Badía y CIA” (1984).

[1] Doctor en Comunicación – Docente (UNLP)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s