¿Camino a la estabilidad?

En los últimos 10 días, los vaivenes de la política económica nacional oscilaron en torno a todos los temas que fuimos tocando en los newsletters de Crecimiento Negativo (publicados por esta revista): dólar, desarrollo económico, distribución del ingreso y comparativa con Brasil. La entrega de hoy trata, entonces, de mostrar un poco cómo se materializan en políticas públicas concretas el grueso de cuestiones teóricas que tratamos en las ediciones anteriores. Pasen y lean.

En cuanto a la divisa norteamericana, la semana había arrancado con gran expectativa sobre si el ahora devenido en superministro, Martín Guzmán, podría contener la escalada del billete verde, que se especulaba iba a superar la barrera psicológica de los 200 pesos.

En medio de la incertidumbre, el ministro la paró de pecho, y salió jugando. Para el viernes, el blue había bajado 26 pesos y los dólares financieros se desplomaron en la misma sintonía. A la mega licitación de un bono atado a la cotización del dólar, que quitó presión, se le sumaron fuertes respaldos políticos del jefe de gabinete Santiago Cafiero y el propio presidente Alberto Fernández, quienes señalaron que devaluar no era una opción.

Si bien la opinión de los que saben está dividida (algunos sostienen que es un inicio para la estabilidad y otros que es pan para hoy y hambre para mañana) no puede dejarse de lado que la semana pasada se frenó lo que a todas luces pintaba como el inicio de una espiral ascendente en cuanto al tipo de cambio.

Por el lado del desarrollo económico, la agenda del gobierno también estuvo movida, ya que tuvo lugar el XIV encuentro argentino de transporte fluvial y el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, resaltó la importancia del Acuerdo Federal de Hidrovía. Recordemos que se trata del compromiso rubricado en agosto pasado, que de concretarse permitirá al Estado (a nivel nacional y provincial) meterse de lleno en el control sobre la ruta Paraná – Paraguay, por la que se mueven aproximadamente el 80% de las exportaciones locales.

Siguiendo con la agenda de desarrollo, esta semana se conoció que más de 150 mil personas se inscribieron en el plan Argentina Programa. El curso ideado y promovido en conjunto por el Ministerio de Desarrollo productivo y la Cámara Argentina del software, tiene el objetivo de capacitar a los futuros profesionales de un sector cada vez más relevante y que ya los relacionados con la programación representan una porción avanzada en la canasta de servicios exportables.

Ya pasando a la relación de los dos gigantes del continente, desde hace meses que el embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, entabla reuniones para concretar un proyecto de gasoducto que una Vaca Muerta con Porto Alegre. Se trata de un tendido de casi 2 mil kilómetros, que requerirá una inversión de 5 mil millones de dólares y permitirá abastecer con energía local a la gigantesca industria brasileña que, como mencionamos en la edición anterior de este Newsletter, está entre las 10 más grandes del mundo. 

Un acontecimiento reciente en donde se conjugan el desarrollo económico y las relaciones con los países vecinos fue la reunión que mantuvieron el Canciller Felipe Solá y las nuevas autoridades bolivianas con el objetivo de relanzar el proyecto de industrialización del litio, considerado uno de los minerales del futuro, escaso a nivel, mundial, pero abundante en ambos países.

En cuanto a distribución del ingreso, aún sigue demorada (aunque los medios la mencionan casi semanalmente) la aprobación del “aporte extraordinario” de las grandes fortunas, que permitiría al país hacerse con el equivalente a 3 mil millones de dólares para afrontar las consecuencias de la pandemia.

Si bien es presentada como un caso aislado y hasta confiscatorio por muchos medios de alcance nacional, países como España ya tienen en su presupuesto 2021 subas de entre 2 y 3 puntos a las grandes rentas tanto de capital como de trabajo. En sintonía, el Reino Unido del liberal Boris Johnson está considerando, desde abril, una suba de impuestos a los ricos para superar los escollos de la pandemia. Por su parte, si bien el gobierno de Francia anunció que no habrá suba general de impuestos, puso el foco sobre gravámenes a empresas digitales que han salido beneficiadas de la pandemia. Finalmente, el gobierno alemán no anunció subas de impuestos, pero sí una fuerte intervención en la economía con un paquete de medidas por más de 600 mil millones de dólares para compensar las pérdidas, que incluye una emisión de deuda por más de 200 mil millones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s